Muchas son las mujeres que han denunciado ante las autoridades haber sido víctimas de violencia intrafamiliar durante la emergencia sanitaria, que ha hecho necesario el aislamiento obligatorio en Barranquilla, el Atlántico y Colombia.
Son preocupantes las cifras que registran las autoridades sobre mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar durante la crisis sanitaria y el confinamiento preventivo en nuestra ciudad.
Según las estadísticas que manejan los organismos encargados, son más de 350 mujeres las que han sido violentadas por los hombres durante el periodo de cuarentena a raíz de la pandemia.
Es así como la Secretaría de la Mujer, atiende diariamente entre 5 y 15 llamadas de mujeres que denuncian agresiones y maltrato por sus parejas en medio del aislamiento.
En lo que va de la pandemia se han iniciado 201 procesos por denuncias de violencia intrafamiliar. En lo corrido del año se han registrado seis feminicidios de los cuales uno se presentó en medio del confinamiento que vive la ciudad.
Recientemente se dio a conocer un estudio que consideramos revestido de la mayor seriedad, el cual da cuenta de la difícil situación de violencia que afrontan las mujeres de Barranquilla y del Atlántico como también la vulneración de su derecho al acceso a la justicia.
La violencia de que en forma permanente han sido víctimas las mujeres en nuestra ciudad y que se ha acentuado en estos tiempos de coronavirus, prende las alarmas al evidenciarse la vulnerabilidad de las mujeres barranquilleras, frente a las más diversas formas de maltrato.
Aunque en los diagnósticos queda claro que hacen falta estadísticas y registros en muchas entidades, las cifras consolidadas son suficientes para comprender la magnitud del problema.
El hecho de saber que cada 24 horas dos mujeres son maltratadas físicamente por algún miembro de su familia o de un particular, que cada 4 días una mujer es víctima de acceso carnal violento, también por un integrante de su familia y que del total de casos de violencia intrafamiliar el 84 por ciento de ellas son las víctimas, resulta por decir lo menos, preocupante
En el primer estudio sobre violencia sexual realizado se encontró que el 76 por ciento de los violadores son personas cercanas a la víctima; así mismo revela el sondeo, que las personas que han violado a estas mujeres eran amigos, parientes, exmarido, novio, padrastro, padres, jefe, hermano o pariente del marido.
Ante lo crítico de esta situación que afecta de una u otra forma a la sociedad, resulta de vital importancia el proyecto que viene liderando la senadora María del Rosario Guerra con toda la bancada de mujeres del Congreso de la República, que han decidido unir fuerzas para legislar respecto a este flagelo, que día a día causa más muertes, en el interior del hogar, donde todo debería ser felicidad.
Dicha propuesta desde ya cuenta con el apoyo de asociaciones de mujeres que han venido luchando por el bienestar, tanto del género como de las familias, núcleo primordial de la sociedad.
De convertirse este proyecto en ley de la República, implementaría medidas de sensibilización en el tema de la violencia contra la mujer y la adopción de políticas públicas por parte de las autoridades en salud, educación y demás políticas en favor de las mujeres.
Aunque actualmente la idea es respaldada por todas las mujeres congresistas, esta debe ser acogida de igual forma por los parlamentarios, porque consideramos que ahí debe comenzar el compromiso para liberar a la mujer de esa violencia injusta a que han sido sometidas por siglos.
Se espera que esta importante propuesta cuente con el apoyo de asociaciones de mujeres que han venido luchando por el bienestar tanto del género como de las familias, núcleo primordial de la sociedad.
De esta forma podríamos pensar en un cambio de mentalidad que evolucionará hacia un mejor país, hacia una mejor sociedad en donde el reinado de la paz, tenga sus cimientos en el seno de los hogares colombianos.

Anuncios

Comenta aquí: