Tras causarle graves lesiones, en una aparente discusión por celos, el sujeto se quitó la vida. Ocurrió en el barrio Laureles, sur de la capital santandereana.
En Bucaramanga, una mujer fue atacada con ácido en el rostro por un hombre con el que sostenía una relación. Según las autoridades, el agresor ingirió el mismo líquido que había usado para atacarla y perdió la vida.
Carlos Ramírez, coordinador de la unidad de quemados del Hospital Universitario de Santander, explicó que la víctima tiene comprometidos sus “ojos, la nariz, la boca, parte de la lengua y el cuello. Los hombros y el tórax anterior”.
Por su parte, la Policía manifestó: “Es de aclarar que el agresor falleció en las instalaciones de la Clínica Regional del Oriente mientras recibía atención medica”.
Su deceso se presentó cuando la joven era atendida por las quemaduras del ataque con ácido, detalló el coronel Luis García, comandante de la Policía de Bucaramanga.
Para defensoras de derechos humanos en Santander, esta violencia contra la mujer se ha vuelto común en la región.
“Rechazamos este tipo de violencias hacia nosotras las mujeres y a la vez exigimos a las autoridades del cumplimiento a las leyes que nos protegen como mujeres”, manifestó Audrey Robayo.
La recuperación de la víctima podría tardar varias semanas y requerirá de varias cirugías reconstructivas. La zona más comprometida por el ataque con ácido está en su ojo derecho.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: