Con el pasar de las horas, la tristeza agobia las familias de Tasajera, Magdalena, debido al estado de salud de los pacientes que permanecen en las Unidades de Cuidados Intensivos de los diferentes centros médicos en Barranquilla, Santa Marta, Valledupar y Bogotá, en donde se van confirmando sus decesos.
Tanto así que el fin de semana ochos jóvenes perdieron la batalla contra las graves quemaduras, quienes tenían la esperanza de regresar a su localidad con vida, sin embargo ya son 36 en total el número de víctimas fatales.
Las tres últimas víctimas fallecieron en el Camino Adelita de Char y dos en la clínica Reina Catalina.
José Castillo Mejía y Kennin Gutiérrez Guerrero fueron los jóvenes que se encontraban recluidos en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Reina Catalina de Barranquilla.
Con estas víctimas se suman las de los otros pacientes que se encontraban en Valledupar y Bogotá.
Había ido a pescar
Familiares de José Castillo manifestaron a este medio de comunicación que el día del accidente había ido a pescar y cuando escuchó el accidente se fue hasta el sitio; ”él había llegado de pescar y cuando escuchó el accidente se fue, en busca de algo extra”, señalaron.
Para su tío quien estaba a las afueras de Medicina Legal a la espera del cadáver, dijo que ”es la triste realidad cuando pasan este tipo de accidentes, hay que ir para buscar la comida”.
Aseguró que Tasajera es un pueblo olvidado y solo se acuerdan y son solidarios cuando suceden este tipo de tragedias, del resto sigue en las mismas condiciones. ”La pesca es la única fuente de trabajo que hay, no hay empresa que nos produzca trabajo, la gente no entiende que estas cosas son por necesidad y no por delincuencia como suelen decir”, agregó.
Cabe anotar que las otras víctimas que fallecieron en la ciudad son Luis Miguel Marín y Keivis José Samper Ayala, de 23 años, ambos se encontraban en la Clínica Atenas de Barranquilla, por las graves lesiones en su cuerpo.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: