El presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acrodes), Gillermo Gómez, reveló que más de 36.000 restaurantes han tenido que realizar cierre definitivo como consecuencia de la crisis económica por la propagación del coronavirus.
Gómez destacó en una entrevista con RCN Radio que el municipio de Salento, Quindío es la primera población autorizada para la reapertura de ese sector por ser territorio no Covid. Allí se dará inicio a los pilotos que serán claves para la reactivación económica del país.
“Vemos en muchas zonas de Bogotá, por ejemplo, negocios informales operando sin control alguno y resulta que a los que se cohíben y sanciona es a los empresarios formales que somos los que generamos empleo y pagamos impuestos. Ese es el desequilibrio que más nos molesta, no solo en Bogotá sino muchas ciudades del país”, manifestó Gómez.
El dirigente gremial indicó: “Hemos tenido unas dinámicas de avances muy importantes. Creemos que el principal enemigo para lograr esa reapertura y esos pilotos es que el país no ha alcanzado el descenso en la curva de contagios. Sin embargo, nos sentimos seguros con esa idea unida que tenemos y todo va a depender de esa coyuntura de contagios, porque nosotros no estamos dispuestos a abrir para volver a cerrar”.
En cuanto a los cierres que se registran en el sector gastronómico, Gómez explicó que a pesar de que no hay in consolidado al mes de junio, “proyectamos acercarnos a los 36.000 establecimientos que no vuelven a abrir. En todo el país ya empezamos a ver marcas de reconocidos restaurantes que toman esta decisión, que en gran parte se debe a la problemática con los arrendadores”.
Advirtió que “el esfuerzo que hizo el Gobierno para propiciar acuerdos no tuvo un alto impacto en los arrendatarios. Ellos tienen una visión de cuidar su ingreso y no de entender que en una crisis todos los sectores tenemos que ponernos de acuerdo para tratar de preservar la mayor cantidad de empleos y empresas vivos”.
El dirigente destacó que los beneficios anunciados por el Gobierno tenían una vigencia al 30 de junio, “de tal manera que no esperaron un minuto para decirnos ayer -de manera masiva- que tenemos que pagar arriendos plenos y que los alivios se acabaron. Como si no hubiera suficiente conocimiento sobre el golpe económico que vivimos”.

Con relación a la reapertura de los restaurantes en Salento (Quindìo), el presidente de Acodres reveló que ya cuentan con la primera autorización. “Esto resulta muy estimulante para la industria turística dadas las condiciones que tiene Salento”, dijo.

Gómez explicó que en el resto de municipios (sin importar si son Covid-19 o no), se ha propuesto la creación de zonas en alternativas que compensen los aforos y que cuentan con espacios públicos para compensar el espacio que se pierden al interior de los restaurantes. “Pero también que se tengan una oferta gastronómica robusta para también garantizar que llegue el cliente, porque de nada nos sirve abrir pilotos si no llegan clientes y tampoco si abrimos y nos cierran a los 20 días “, precisó.

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Anuncios

Comenta aquí: