En un dolor de cabeza se le ha convertido al fiscal general Francisco Barbosa el viaje realizado a San Andrés Islas, pues se conoció que, a pesar de que era una visita oficial de trabajo, el funcionario aprovechó para llevar a su hija adolescente y a una amiga de ella para pasar el puente festivo del pasado 29 de junio.
Este hecho ha generado duras reacciones entre la opinión pública. Varios funcionarios, políticos y ciudadanos en general cuestionaron que el fiscal general se haya ido “de paseo” con su familia a pesar de las restricciones decretadas por el Gobierno para evitar la propagación del Covid-19.
Ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes se radicó una denuncia en contra del fiscal Barbosa para que se investiguen los hechos y así determinar si su actuación se podría configurar en una conducta penal y/o disciplinaria al ser un funcionario público.
Esto no solo por la posibile violación a las medidas sanitarias sino, además, “por el uso de recursos públicos involucrados para transportar en el avión de la Fiscalía y pagar hoteles a civiles que no tienen funciones públicas”.

La denuncia fue presentada por el representante a la Cámara Mauricio Toro. En la solicitud indicó que se debe llevar a cabo la respectiva investigación disciplinaria y penal, y que se deben incluir testimonios de la familia de Barbosa y los demás funcionarios involucrados en dicho desplazamiento y alojamiento durante el puente festivo del 29 de junio.


Barbosa se defiende del viaje a San Andrés
El fiscal Francisco Barbosa salió a defenderse de las críticas y acusaciones por el viaje que realizó a San Andrés junto con su familia. Según dijo, antes del viaje solicitó las informaciones respectivas legales para saber si podía llevar a su hija, quien fue la que le manifestó que lo quería acompañar.
“No existe ningún tipo de problema disciplinario ni penal respecto al traslado de mi hija y la menor que la acompañó ni a mi esposa que estuvo cumpliendo funciones en el marco de sus actividades”, manifestó.
Barbosa indicó que no incurrió en ninguna irregularidad y que siempre que tenga la oportunidad de viajar con su hija lo hará. “No existe prohibición ni legal, ni constitucional alguna”, señaló.
Además, aseguró que él costeó los gastos de la menor y de su amiga y que así lo demostrará ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara.
“Yo los sufragué, en la debida investigación cuando se me llame por parte de la Comisión de Acusaciones por la denuncia acudiré para explicar. Soy el más respetuoso de las decisiones judiciales”, afirmó.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: