Por Eduard Riquett
Este ensayo busca demostrar la importancia de los valores sociales en tiempos de pandemia, el punto de partida que tomaremos es la conceptualización de los valores, que puede definirse como una cualidad de un sujeto o más preciso un conjunto de principios, virtudes y cualidades que caracteriza a una persona. En este orden de ideas, las virtudes son típicamente positivas y distinguen a las personas por esas cualidades, con esa pequeña conceptualización podemos deducir la importancia de los valores para una sociedad sana.
En tiempos de pandemia, los valores han jugado un papel importante, la solidaridad que es un valor, ha puesto a prueba que hay millones de colombianos solidarios. Del otro lado de la moneda se han disparado los casos de violencia intrafamiliar en Colombia, esto debido a la intolerancia y falta de amor en algunas familias, dos valores esenciales para la convivencia, por excelencia el amor es un valor importante en cualquier relación social, la unión es importante para cualquier asociación, agrupación o sociedad, en este sentido, la unión está vinculada a la solidaridad: “La unión hace la fuerza” es una frase popular que refiere al poder que alcanzan las personas cuando trabajan en conjunto para alcanzar un objetivo común. Entonces las familias Colombianas necesitan de esa unión y valores familiares, esto se debe a que la sociedad está conformada por pequeñas familias, si cada una está llena de valores, el resultado será una sociedad culta, los valores familiares son los principios que permiten orientar la manera de comportarse entre las relaciones personales que llevan dentro de la afinidad de sentimientos, afectos e intereses que se basan en el respeto mutuo que pueden tener las personas y es la certeza fundamental que los puede ayudar a conceder esa unión.
Otro valor importante que se necesita en tiempos de pandemia es la responsabilidad, puede definirse como un valor nos hace conscientes sobre las implicaciones, los alcances y los aspectos críticos que conllevan nuestras acciones y decisiones tornando al ciudadano más maduro y más ético, así cada persona puede tener un desarrollo personal maduro, la irresponsabilidad ha consumido las calles de Barranquilla, la inmadurez y la falta de ética y cultura ciudadana, esto demuestra la importancia de los valores para una sociedad y deja en evidencia la falta de política social en las calles de la Arenosa.
Entonces, lo que se necesita es una formación integral de cada ciudadano, no hay formación sin orientación, siempre se forma para algo, con un fin, con una intencionalidad, con un propósito. En nuestra educación debemos aprender esos valores y actuar con neutralidad; para que así se de forma y cara a una cultura, a una sociedad, en un determinado contexto, por ejemplo, en la actualidad una sociedad con valores afronta mejor esta situación, porque actúa con respeto, con madures y solidaridad. Podríamos formar para que nosotros los estudiantes simplemente nos adaptemos y nos amoldemos al modelo social predominante, pero el compromiso que asumimos debe ser con una pedagogía social, sino para ayudar a nuestra sociedad a ser hombres y mujeres plenamente auténticos, capaces de mirar la realidad de una manera lúcida y de comprometerse en su transformación, que piensen por ellos mismos, que sean críticos, que actúen en coherencia con sus valores y principios. En otras palabras, se necesita formar, ante todo personas competentes, capaces de discernir los signos de los tiempos de una forma reflexiva, crítica y comprometida.
Podemos concluir que la importancia de los valores y la cultura ciudadana va más allá de solo conocerlos, sino también de ponerlos a prueba, ser responsable no quiere decir saber su significado y corroborar que, en la actual situación, los ciudadanos colombianos se fueran comportado de una manera más responsable si el Estado llevara a cabo más políticas sociales, que implementen valores en la sociedad y que la formación integral es el núcleo de la enseñanza sana.
[email protected]

Comenta aquí: