El kit contiene acetaminofén, loratadina, zinc, vitaminas C y D, así como aspirina, ivermectina y azitromicina, en dosis específicas.

 
Por César Botero
Redactor capitalino La Libertad
Ya pasados cuatro meses del aislamiento y las medidas de emergencia adoptadas por el presidente Iván Duque, se debe comenzar a analizar los diferentes resultados del país y confrontarlos con las experiencias de otras naciones vecinas, para ajustar no solo los protocolos de cuidado como los que se tienen, sino para ir buscando los diferentes recursos y ayudas que sean necesarias para salir de la crisis, asistencia, médica y económica en la que se está viendo sumergida Colombia, a gritos están los ciudadanos clamando por esas nuevas estrategias para enfrentar todo lo que se viene para la reactivación y la puesta en marca de la nueva socialización. Mucho nos falta por aprender de esta pandemia y más que del mismo virus y sus tratamientos, es la forma cómo se debe abordar desde la asistencia social, médica, económica, laboral y entrega de ayudas asistenciales como las que está realizando El Salvador y varios países en el mundo, que han adoptado políticas a favor de sus ciudadanos, trabajando de la mano de todos los sectores.
Está bien hablar de los avances que se van haciendo en cuanto a materias de contención del virus y vemos a un presidente Duque todos los días hablar por medio de la televisora nacional, pero en realidad, luego de terminar esos informes tediosos y desgastantes no solo para él, los televidentes y los ministros, no se llegan a concretar ni materializar en realidad acuerdos que benefician de forma directa al pueblo, vemos que los bancos siguen cobrando las mismas tasas de interés a diferentes plazos, los servicios públicos siguen llegando de una forma exagerada en aumentos en diferentes partes del país, el Gobierno no se sienta a negociar realmente los beneficios que necesitan los colombianos.
Medidas como las adoptadas en Panamá, donde los bancos han de permitir la extensión de moratoria hasta diciembre de 2020, al igual que se mantienen las garantías de no ejecución de hipotecas residenciales de los clientes, estas medidas establecidas es lo que se espera que esté realizando el Gobierno en Colombia, o llegando a las diferentes organizaciones mundiales para ayudas de todo tipo y no solo a los de siempre, a los empresarios o a los banqueros.
Debemos ver el ejemplo de otras naciones o de países como el centroamericano que está entregando a las personas con Covid-19 kits que contienen acetaminofén, loratadina, zinc, vitaminas C y D; aspirina, ivermectina y azitromicina, debidamente dosificados, como primera medida para contener el virus y facilitar que los infectados puedan tratarse en sus casas.
Cada día que transcurre, el virus se expande por América Latina y el Caribe, generando la necesidad entre la población de contar con alimentos perecederos y no perecederos, así como medicinas y elementos de protección que ayuden a controlar el coronavirus. Los diferentes gobiernos se han preocupado por que lleguen ayudas. La mayoría de estas han sido económicas, orientadas a proporcionar alimentos a la población y mejorar la infraestructura hospitalaria con la adquisición de ventiladores mecánicos y elementos de bioprotección para los trabajadores de la salud (médicos, enfermeras, auxiliares y asistenciales, etc.).
No obstante, hasta el día de hoy no hemos oído hablar de los diferentes medicamentos que son necesarios para el tratamiento del virus como los que están entregando en El Salvador. Entonces, ¿Qué está pasando en estos países donde crece el diariamente el número de infectados de forma acelerada? ¿No conocen nuevas medidas para contener el virus, ni los tratamientos para mejorar los síntomas y no tener congestión en las Unidades de Cuidados Intensivos –UCI-?
Vemos con buenos ojos y como un ejemplo en América Latina la iniciativa de El Salvador y México con la entrega de kits para tratar el Covid-19, que contó con las participación de organizaciones como la Unicef, UNFPA y ONU Mujeres, pero ¿qué estamos esperando en Colombia? ¿Qué esta esperando Luis Guillermo Plata, el gerente para la atención integral de la pandemia por el Covid -19, para movilizar todas esas ayudas internacionales y entregar esos kits en nuestro país?
No obstante, es importante tener presente que medicamentos como la azitromicina no se le debe suministrar a pacientes con problemas cardiacos. Es necesario conocer el historial clínico de los infectados para evitar complicaciones y que esta medida de cuidado en casa sea exitosa.
Es cierto, que en Colombia se viene realizando un trabajo fuerte para mitigar la propagación del Covid-19, y que en medio de esta emergencia se ha entregado ayudas alimentarias, se han aplicado pruebas de forma masiva pero, es indispensable aplicar medias como la de El Salvador, donde el gobierno realizó trabajos exploratorios con organizaciones mundiales para defender los derechos humanos.
Kits entregados en El Salvador
Algunos de estos kits son los de higiene. En total fueron entregados 940 por parte de la UNFPA, con el apoyo del gobierno de Canadá al ISNA de El Salvador, con el objetivo de prevenir la transmisión del coronavirus. El donativo asciende a un monto de $10,075.85. ML.
Estas donaciones son para apoyar las medidas sanitarias adoptadas por el ISNA en quince Centros de Atención Integral para niños, niñas y adolescentes.
Los elementos entregados al ISNA incluyen insumos de limpieza personal como jabón de baño, shampoo, papel higiénico, pasta y cepillo de dientes, desodorante, toallas sanitarias, entre otros.
Las mujeres también cuentan
Otra de las donaciones hechas estuvo a cargo de UNFPA y ONUMUJERES, que entregaron 1,363 kits de dignidad en los centros penitenciarios y a mujeres que fueron deportadas de otros países.
Los insumos para los Kits de higiene fueron entregados por el Representante de UNFPA en El Salvador, Hugo González, y la Representante de ONUMUJERES, Ana Elena Badilla.
Todo lo anterior es una muestra de que se puede gestionar y buscar nuevas alternativas para atender las necesidades de la comunidad con recursos como estos, que buscan prevenir, tratar y contener la pandemia de coronavirus en el territorio donde sean implementadas.
Hacemos un llamado para que el Gobierno Nacional implemente nuevas alternativas que aboguen por el bienestar de la población vulnerable en estos momentos de crisis y genere conexiones con organizaciones mundiales para mejorar la calidad de vida y la seguridad en salud para el pueblo colombiano frente a un enemigo mortal como lo es el Covid-19.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: