Catalina Londoño De la Hoz, una fisioterapeuta que se suma a las víctimas del coronavirus, en Barranquilla, dejó un escrito que toca las fibras se cualquier persona por medio de unas sensibles palabras publicadas en sus redes sociales, haciendo referencia a la crisis que atraviesa el sector salud y los peores momentos que pronosticó a consecuencia de la enfermedad pandémica.
“Ya no hay macas…se viene lo peor gente”, señala la mujer de 22 años madre de una niña que se acerca a los tres años de edad y embarazada de 22 semanas.
El escrito sigue con unas palabras dirigidas a las personas que poco creen en las consecuencias de la enfermedad: “Les deseo suerte a los que decían que era mentira… Sálvese quien pueda, o que los salven sus teorías conspirativas…”.
El padre de la trabajadora de salud,cuestionó a la Clínica de la Costa por exigir a su hija el continuar trabajando embarazada y positiva con Covid-19 en medio de una pandemia que avanza sin compasión.
#DIARIOLALIBERTAD
Y.A.

Comenta aquí: