La Federación Médica Colombiana le envió una segunda carta al alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo y a la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, en donde recomiendan fortalecer medidas en la atención de la crisis generada por el COVID-19 que van desde la articulación de decisiones por ambas administraciones, hasta toma de muestras masivas y una cuarentena estricta.
En la misiva los galenos advierten que se requiere un centro único de mando que dirija y oriente la estrategia de atención.
“Hay uno en la Alcaldía de Barranquilla y otro en la Gobernación, por lo cual se toman decisiones que generan acciones distintas y hasta contrarias ante un mismo problema, tornando ineficaces y de poco impacto a las propuestas de solución así gestadas”, precisa el comunicado.
En consideración de la Federación, se debe evitar la duplicación y atomización de esfuerzos mediante un centro único de mando que dirija la estrategia contra la pandemia, indicaron los galenos.
Los profesionales de la salud consideran que “es necesario y oportuno” que se implemente una cuarentena estricta por un tiempo inicial de 14 días.
“Esto podrá permitir disminuir la tasa de contagios y adelantar las adecuaciones pertinentes dentro del sistema de salud, con la integración funcional entre el departamento y el distrito”, indicaron.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: