Una potente explosión fue registrada en horas de esta mañana en una fábrica de fuegos artificiales en Turquía. El hecho ha cobrado la vida de cuatro personas y otras 97 terminaron con serias heridas.
En la localidad de Hendek, a 180 kilómetros al sur de Estambul una fábrica de pirotecnia que contaba con 189 trabajadores en su interior comenzó a explotar, desconociéndose hasta el momento cómo se iniciaron los fuegos.
El jefe de estado turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó que de las 97 personas, una se mantiene en estado grave y que “esperamos no tener malas noticias sobre quienes están aún dentro“.
85 ambulancias han trabajado arduamente para llevar a las personas heridas hasta el centro asistencial más cercano, al igual que dos helicópteros han trabajado en labores de rescate.
Según testigos, la detonación habría sido tan fuerte que se pudo escuchar a 30 kilómetros de distancia, que en muchos hogares los vidrios de las casas estallaron y que muchos pensaron que se trataba de un terremoto, por el fuerte estruendo.
Cerca de 250 personas trabajan en esta fábrica, pero producto de la pandemia, la cantidad de gente que iba a trabajar había disminuido, por ello, se estima que unos 189 personas estaban en su interior.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: