En un recorrido que hizo el Diario La Libertad por unos sectores donde se ubican algunas EPS e IPS que prestan el servicio de cientos de usuarios en Barranquilla, se pudo observar algunas irregularidades que se presentan en estas entidades con el manejo de sus protocolos.

Como se puede observar en las imágenes captada por este Diario, la gente no conserva el debido distanciamiento físico ni los elementos de prevención que ayudarán a evitar un posible contagio por covid-19.
Además que las EPS, por obvias razones, se han convertido en focos de contaminación, por la cantidad de pacientes que manejan y por la poca higiene que algunas exhiben, se suma la indisciplina de algunos usuarios que no conservan la debida distancia, como lo ordena el protocolo, y se convierte esta situación en un foco más de contagio.
La pregunta es: ¿Qué hacen estas EPS para que sus usuarios y pacientes conserven la distancia de unos de otros?. ¿Qué están haciendo estas EPS? ¿Dónde están los controles de vigilancia?.
Si estas entidades no empiezan a imponer el orden, con sus actuaciones están de una u otra manera, invitando a sus usuarios a que se comporten de la misma manera y los protocolos se vuelven inexistente, y las consecuencias: el aumento en los casos de contagio. Y de que verdad que Barranquilla como en el departamento, como dice el dicho popular: ”el palo no está pa’ cuchara”.
Estos hechos que denunciamos en el Diario LA LIBERTAD ocurren en la 15B con la calle 30, vía al aeropuerto Ernesto Cortissoz.
Otra entidad que presentan tumultos de personas es Nova Salud, donde se observan a los usuarios sin los respectivos elementos de prevención, violando todos los protocolos.
HL
#DIARIOLALIBERTAD
 

Comenta aquí: