A lo largo de la emergencia sanitaria las entidades financieras han venido otorgando alivios, como periodos de gracia y refinanciación de los productos vigentes, en el marco de la circular 007 y 014 de la Superfinanciera.
Hoy esos alivios representan el 20% PIB, es decir 214 billones de pesos, beneficiando a 11 millones de colombianos. Los mismos podrán ser solicitados hasta el 31 de julio de 2020, lo que significa que en algunos casos se podrán ver periodos de gracia extendidos incluso hasta 2021.
Con la reciente expedición de la circular 022, a través de la cual se definen las condiciones para el Programa de Acompañamiento a Deudores PAD, la Superintendencia les da luz verde a los bancos para que hasta diciembre de 2020 puedan establecer soluciones estructurales de pago y redefinir las condiciones de los créditos a los deudores más afectados por la pandemia.
Lo que se busca es generar alternativas a la medida de las necesidades y del perfil del usuario, que partirán del conocimiento de los clientes y de sus requerimientos más urgentes. Se tendrán que identificar tres grupos de deudores: los primeros son los que pueden continuar con el pago de sus créditos en los términos acordados inicialmente, los segundos son quienes dada la afectación, necesitan redefinir las condiciones de su crédito para poder pagarlo, y los terceros están conformados por quienes enfrentan una afectación sustancial o total en su capacidad de pago, para los que se tendrán que explorar alternativas como la reducción en el valor de las cuotas y periodos de gracia o prórrogas.
A partir de esta circular, la banca podrá empezar a estructurar nuevas soluciones que brinden un apoyo sustancial a las personas más afectadas por la crisis, con la garantía de seguir cuidando los recursos de todos los ahorradores.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: