La Superservicios presentó un balance de las empresas de servicios públicos domiciliarios durante la cuarentena, en el que se aprecia que en dicho período se ha incrementado la mora de los usuarios y los prestadores han tenido un impacto negativo en sus finanzas y su flujo de caja.

Es así como con la información reportada por 49 empresas (92% del total de las empresas) del servicio de energía eléctrica y 48 (38.4% del total de las empresas) de gas combustible, durante la época de cuarentena, la Superintendencia identifica reducción en el pago de los servicios, incremento de la mora y afectación del flujo de caja en este sector.

En el periodo comprendido entre el 31 de marzo y el 26 de julio de 2020, se evidenció que el 31% de los suscriptores del servicio de energía presentan mora en el pago de su factura. La mora se incrementó en 8,37% ($ 303.499.929.817) alcanzando un monto acumulado de $ 3.929.905.119.892.

Por estrato, en el caso de los usuarios residenciales, el estrato cinco tuvo la mayor variación positiva con el 72,8% (alcanzando $ 24.070.296.498), seguido del estrato seis con 67,3% (alcanzando $ 21.795.660.662). En relación con los usuarios no residenciales, el sector comercial es el que más energía en mora acumula, con un valor de $ 555.172.879.948. Pese a la falta de pago, los prestadores siguen suministrando el servicio a 4.285.147 suscriptores en mora en todo el país.

Para el caso del servicio de gas combustible por redes, el 9% de los suscriptores presentan mora en el pago de su factura. El valor en mora se ha incrementado en un 39% alcanzando un monto de $ 153.188.542.133, siendo el estrato seis el grupo de usuarios residenciales que tiene mayor incremento con el 104% ($ 1.483.749.766). En cuanto a los usuarios no residenciales, el sector comercial registró un incremento de la mora en 238% (alcanzando $ 68.926.624.534). Frente a este panorama, no se ha interrumpido el servicio a 756.049 suscriptores en mora.

Impacto en las finanzas
Respecto del servicio de acueducto, a pesar de la variabilidad en el reporte de la información de facturación por parte de los prestadores, el recaudo varía entre el 59% y el 64%, en promedio. En las empresas del servicio de alcantarillado se observa también una disminución en los meses de marzo, abril y mayo de 2020 hasta alcanzar un valor promedio del 53% de eficiencia en el recaudo. Para el servicio de aseo, y en atención a que gran parte de este servicio se factura conjuntamente, la variación de la eficiencia del recaudo presenta un comportamiento similar al servicio de acueducto.

Frente al reporte de flujo de caja diario se identifica que, desde el inicio del reporte de las empresas durante la cuarentena, diez prestadores de acueducto y alcantarillado y siete de aseo han presentado, de manera recurrente, flujos de caja negativos en sus operaciones, y han tenido que recurrir a diversas fuentes de financiación para cubrir estos faltantes.

Por su parte, a corte del 16 de julio, 14 prestadores de energía (40% de las empresas que reportan) y 20 (33% de las empresas que reportan) de gas combustible, disminuyeron su caja respecto al primero de abril de 2020. Para garantizar su liquidez, el 63% de las empresas de energía y el 51% de las empresas de gas que reportaron información, han registrado ingresos asociados a créditos durante la emergencia.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: