La Cámara de Comercio de Barranquilla informó que el plazo para renovar el Registro Único de Proponentes, RUP, es el martes 7 y recuerda que si las personas que deben cumplir con esta obligación no solicitan la renovación del registro dentro del término establecido, cesarán sus efectos hasta tanto vuelva a inscribirse.
“La cesación de los efectos del registro implica la no expedición del certificado de proponente, por tal motivo invitamos a las personas naturales y jurídicas a que renueven la inscripción del registro, para que conserven la firmeza de éste y sigan contratando con entidades públicas”, anotó Manuel Fernández Ariza, Presidente Ejecutivo de la CCB.
El Registro Único de Proponentes -RUP-, es el registro público de orden legal que deben renovar todas las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, domiciliadas o con sucursal en Colombia, que aspiren a celebrar contratos con las entidades estatales.
Vale la pena anotar que la Cámara además del registro mercantil, administra otros registros públicos, los cuales es deber de nuestros registrados renovar en los plazos de ley establecidos. El RUP es uno de estos registros, el cual es el inicio de grandes oportunidades para quienes deseen ofrecer los servicios de su negocio al Estado. Hasta la fecha van 370 renovaciones.
Para renovar el RUP la CCB ofrece atención las 24 horas del día en sus canales digitales para que la comunidad empresarial realice todos los trámites de registros sin salir de su domicilio, a través de la sede virtual www.camarabaq.org.co
Para realizar el proceso en línea solo basta con diligenciar el formulario, anexar la documentación de soporte exigida en el Decreto 1082 de 2015 y realizar el pago correspondiente. En el módulo de información financiera debe adjuntar cuatro estados financieros ajustados de acuerdo con la Ley 1314 del 2009, por la cual se regulan los principios y normas de contabilidad e información financiera y de aseguramiento de información aceptadas en Colombia.
Los estados financieros a adjuntar son: estado de situación financiera, estado de cambio en el patrimonio, estado de flujo de efectivo y estado integral de resultados. Vale la pena anotar que deben estar acompañados de las notas y dictamen de Revisoría Fiscal si la entidad está obligada. En caso contrario, será suficiente con los estados financieros firmados y suscritos por el contador público de la compañía.
Los Proponentes obligados a tener Revisoría Fiscal son las sociedades de capital, sociedades anónimas, sociedades en comandita por acciones, fundaciones y cooperativas con montos superiores a 300 salarios mínimos del año inmediatamente anterior en activos, o compañías que reúnan los presupuestos de activos o de ingresos señalados para el efecto en el parágrafo 2° del artículo 13 de la Ley 43 de 1990.
La Cámara cuenta con canales digitales y plataformas para asistirle a los interesados sin que tengan que moverse de su negocio o domicilio. Por supuesto, quienes así lo requieran, pueden acercarse a los Puntos Empresario habilitados para atención al público, así: Centro Empresarial Buenavista, Punto Empresario Centro, Antiguo Edificio de la Aduana y Punto Empresario Soledad.
“Este registro certificará las condiciones de experiencia, capacidad jurídica, capacidad financiera y capacidad organizacional del proponente, así como su clasificación. Con la renovación a tiempo de sus registros, los empresarios formales del País ratifican su compromiso con el crecimiento de su negocio y contribuyen a la reactivación de la economía del País”, puntualizó el Presidente Ejecutivo de la CCB.
#DIARIOLALIBERTAD
 

Comenta aquí: