*Buen hijo, hermano, padre, tío, familiar y amigo. Con su Industria de Muebles, aportó al progreso de su pueblo. Alcalde de Soledad que supo distinguirse, con obras y soluciones.
Desde que fuimos presentados, surgió una empatía natural, que creó un sendero social, cultural y político, en el que junto caminamos durante mucho tiempo, o encuentros por coincidencia o casualidad. Hablábamos de fútbol, política, asuntos sociales y culturales, de los personajes y sus hechos, de cuñas y emisoras; no hubo polémicas ni enfrentamientos, trato afable y respetuoso. Fue líder de una cofradía que creó con familiares y amigos, mediante reuniones ‘secas’ y parranderas, música de la ‘vieja guardia’, ‘codo alzado’ por tragos que iban y venían, para arreglar a Soledad.
Lo anterior sería la tarjeta de presentación en círculos familiares y amistosos, que nos ofrecía el empresario José Manuel, quien sin querer nos dejó, y sólo pudimos decirle: “atrás vamos nosotros”. Su mini semblanza: hijo ejemplar de Julio Pájaro Pájaro y Mercedes Barraza Sandoval; hermano auténtico de Agustín, Julio, Samuel, Gala, Nidia y Marlene; padre responsable de Ulises (Karina), José Manuel y Milena (Lupe), Nidia (Melba) y Jocelyn (Anita); tío y pariente que reconoció sus derechos, con sus relaciones humanas y públicas, forma de ser y con su sonrisa a flor de labios, siempre ganaba adeptos. Se distinguió por su personalidad, forma de expresión y de vestir.
Me trató con deferencia casi familiar, me saludaba así: ¿Qué dice el ‘pelao’ Orlando?, tratábamos de todo y en su oficina organizábamos reuniones con asistencia de su cuñado Wilson Ferrer Hernández, Jaime y Jorge Jinete Cera, Alberto ‘Ñoño’ Varelo, Alberto Ferrer Suárez, Ricardo Ucrós Oviedo, Adalberto Barceló, Jorge Sandoval, Tránsito Ferrer, Edgardo Barceló, Manuel Castrillón, Jesús y Efraín Ucrós y Ovigra, entre otros; también llegaba gente de Barranquilla: Rubén Senior, Héctor Aycardi, Toño Avendaño, William Nájera, Betty Avendaño Pájaro, etc.
Iniciamos contactos, cuando le ofrecí Radio Piloto, ‘la emisora del sabor’ para difundir las cuñas de Industria de Muebles Pájaro. Acordamos valor mensual, contenido y período de la pauta, etc. Recuerdo el texto: “Industria de Muebles Pájaro, en Soledad y Barranquilla, estilo y modelos propios, calidad, distinción y economía en su hogar”, grabada por el locutor Ralphie Polo. Contó con un equipo humano administrativo, orientado por su hermana Nidia y especializado en los talleres y máquinas modernas, supervisado por Samuel. Su posicionamiento en el centro y norte de Barranquilla, hizo que abriera sucursales en Santa Marta, Valledupar y Riohacha.
Me decía que en subida, los títulos preciados eran sus hijos y su familia, el Premio Internacional de la Calidad que le confirió España y lo recibió en Miami y, ser Alcalde de Soledad, su tierra bendita. Logró erradicar la corriente de aguas negras o servidas que por muchos años, circulaba por la calle 18 con carrera 21, hacia el este, y en su recorrido pasaba por el frente del entonces parquecito de Bolívar. Al dar solución, la gente decía: “Al fin Pájaro evitó que la estatua de Simón se tapara las narices”. Efraín Orozco Araujo, compuso el tema ‘Agüita de admire’. Un mejor Carnaval, con la coronación de la Reina, encuentros con cívicos y comunales, apoyó equipos de fútbol, etc.
José Manuel Pájaro Barraza se inspiraba en su mesa de trabajo con escuadras y reglas T, para diseñar los mejores muebles que no tenían comparación y decía: “los de allá, vienen en carros y se van en sacos. Ingenioso en cuentos, dichos y anécdotas, una: “por qué Dios no hizo el miembro varonil como tornillo, para desenroscarle cuando salgan, Pájaro respondió: si así fuera voy al Boliche y me ponen dos puntos de soldadura”; otra: “Instaló un reloj control a la entrada de los talleres; al ver que no lo utilizaban, exclamó: ¡hasta barba y bigotes tiene!.
Para recordar por siempre a este operario de Avianca, carpintero inicial y después gerente – propietario de Industria de Muebles Pájaro, le propongo a sus familiares, hijos y amigos, que en su nombre se constituya la Fundación ‘José Manuel Pájaro Barraza’. Sería la mejor forma de tenerlo siempre con nosotros. A sus órdenes. Ovigra, 312 687 2072, [email protected] yahoo.com

Anuncios

Comenta aquí: