El comandante del Ejército Nacional, general Eduardo Enrique Zapateiro confirmó que cinco altos mandos del Batallón San Mateo de Pereira fueron relevados de sus funciones mientras se adelanta la investigación por los hechos que rodearon el secuestro y buso de una menor indígena.
Entre los militares separados de sus cargos se encuentran el teniente coronel Wilson Caicedo Benavides, comandante del Batallón de Artillería No. 8 Batalla de San Mateo de Pereira.
Sin embargo, la decisión también se extendió contra tres de los suboficiales que desempeñaban cargos como comandantes de pelotón y escuadra.
“No descansaré hasta que el nombre de esta gloriosa Institución quede limpio de actos tan bochornosos como los que hoy enlodan la imagen de mi Ejército Nacional de Colombia y por ello, hemos abierto adicionalmente una serie de investigaciones para encontrar más hechos similares en el territorio colombiano entre los años 2016 a la fecha”, señaló el general Zapateiro.
De igual manera el alto oficial dijo que los siete exsoldados que estaban prestando su servicio militar y que cometieron este aberrante crimen fueron separados de las filas del Ejército.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: