Otro caso más de mal manejo de cadáveres ha prendido las alarmas en el departamento del Atlántico y Barranquilla, así se pudo confirmar este lunes con la denuncia realizada por la enfermera jefe Karina Zequeda, a través de un video en las afueras de las instalaciones de la Clínica Reina Catalina de Baranoa.
“Es engorroso tener que reportarse así, no es la mejor fachada porque pareceré en estos momentos una bruja. En esta Clínica hace 6 días exactamente tuve a mi abuelo hospitalizado y después de 3 días vine a saber de él. Anoche nos llaman que fallece Manuel Zequeda, para que vengamos a retirar el cuerpo. Posterior a eso, vengo desde muy temprano a la Clínica y dicen que debo esperar que venga la Administración para hacer el reclamo, recibo el cuerpo a las 11:00 a.m, me entregaron el nombre rotulado y embalado con el nombre de Manuel Zequeda Hernández, cuando pido hacer el reconocimiento del cadáver me dijeron que no, le toman una foto con esparadrapo y está mi papá sin tubo; cuando estaba ventilado y con sonda naso gastronómica y nada de eso tenía”, señaló la denunciante.
“Le digo enseguida al muchacho, ese no es mi papá”. Pero una sorpresa se lleva la enfermera cuando el joven le responde: “Ese es su papá y ese es el que tiene que llevar”, afirmó.
Aun desconfiando del cuerpo que le habían entregado, Karina Zequeda llegó a Palmar de Varela, tierra donde reside y se negó a darle sepultura a su abuelo. “Me vestí nuevamente con los protocolos de bioseguridad y miré que no es mi papá, es un señor mayor de 85 años, con lunares en la cabeza, mi papá tenía dientes. El paciente no tenía ni chapa. Y tiene rótulo de mi papá Manuel Zequeda. Llego nuevamente aquí la clínica y le echan la culpa a la funeraria. Qué pena, las funerarias no conocen a los pacientes”, aseguró la enfermera jefe.
La profesional de la Salud molesta de la situación manifestó, “me entregaron a mi papá con el nombre Manuel, pero era otro cadáver. No pueden jugar con los sentimientos de los familiares”, sostuvo.
Secretaría de Salud Municipal
Frente a la calamidad antes mencionada, la secretaria de Salud de Baranoa, Liseth Escobar, le dijo a DIARIO LA LIBERTAD que, “en horas de la noche de este lunes me enteré de la situación, pero me comuniqué con ella ayer para que me relatara lo sucedido con el cuerpo de su abuelo, y por ende me refiere lo que indicó en el video. Con base en esta información ayer me dirigí a la Clínica Reina Catalina para reunirme con el doctor Jairo Quiroz y la coordinadora Katerine Castro, quienes me dijeron “no se explican lo que pasó en los procesos de cadáveres, ya que se han venido emanando con el embalaje para el destino final de los cadáveres que son rotulados en bolsas herméticas. Sin embargo, aun no conciben una respuesta”, narró la funcionaria según la declaración que le dieron los directivos de la Clínica Reina Catalina.
No obstante, la Clínica está haciendo todas las investigaciones. Para ello, se reunieron con el personal a cargo para presentar un informe que fue requerido por parte de la Secretaría de Salud del municipio. “Se comprometieron en revisar nuevamente los protocolos y que tengan ajustes como están establecidos. Me hicieron saber qué posibilidad hay que se le permita a un familiar la identificación de los cadáveres teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad, como vestimenta, uso de los guantes y tapabocas, para accederle a los parientes unos segundos y despedirse”, subrayó Escobar.
Viene proceso investigativo
A consecuencia de la confusión, la secretaria de Salud de Baranoa informó que ahora se prosigue a realizar un proceso investigativo, se trabajará con la Personería Municipal en lo pertinente, para que ellos se afiancen y puedan minimizar los riesgos con el equipo interdisciplinario, “sabemos que debemos ser más responsables ya que al rotular a los cadáveres la visibilidad no es la mejor”, destacó Karina Zequeda.
Casos de equivocaciones
Las denuncias de las entregas equivocadas en el Distrito y en el departamento se han convertido en una situación de angustia y miedo, los ciudadanos no saben si están sepultando a sus propios parientes o un ajeno. Frente a este insoluto panorama la jefe de la cartera de Salud de Baranoa comentó: “sabemos que las Unidades de Cuidados Intensivos tienen un volumen alto de pacientes y todo el personal interdisciplinario tiene que estar inspeccionando los procesos con probabilidad de Covid-19 o diagnóstico del mismo. En el momento en que se presentan los fallecimientos es de 1 a 2 personas en el mismo tiempo”.
“No justifico que sea normal que esto pase, errores humanos los hay, así como también deben existir en cuanto a los medicamentos”, agregó.
“Se irá hasta el final la investigación”
El alcalde de Baranoa, Roberto Celedón, advirtió que irá hasta el final la investigación contra la Clínica Reina Catalina por la entrega errónea de cadáveres.
Este centro asistencial es de cuarto nivel y deben acatar los protocolos para el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres por Covid-19, dijo el mandatario.
Quejas en contra de la Reina Catalina
La personera municipal de Baranoa, Yadira Algarín, indicó que desde el inicio de la pandemia ha recibido quejas de la Clínica Reina Catalina, con respecto a algunos casos en cuanto a la demora con el tratamiento, reportes de los pacientes, entre otras cosas. Si bien es cierto, está restringido el ingreso de las personas a la clínica y precisamente por los protocolos de bioseguridad, pero el centro asistencial tiene la obligación de generar un reporte diariamente de las personas que están hospitalizadas, explicó la funcionaria.
“Los casos de los fallecidos han disparado las alarmas en la comunidad, por eso es oportuno que las Secretarías de Salud departamental y municipal, y la Superintendencia intervengan la entidad para que así funcione con un buen servicio”, sostuvo Algarín.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: