La Arquidiócesis de Villavicencio anunció que inició la investigación de cinco sacerdotes de los cuales dos están fallecidos, por denuncia hecha en junio pasado por un hombre que los acusa de haberlo violado hace más de 10 años, cuando era un niño.
La Arquidiócesis de Villavicencio detalló que sobre los tres restantes sacerdotes ya pesa una medida cautelar de suspensión del ministerio sacerdotal por otros hechos que son materia de investigación canónica y de la cual adelanta investigación la Fiscalía”.
El organismo aseguró que apenas recibió la denuncia abrió una investigación preliminar canónica, al denunciante lo ayudó a “poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía” y además “se le ofreció acompañamiento psico-espiritual”.
“Rechazamos estos hechos que van en contravía de la naturaleza del ministerio sacerdotal y seguiremos trabajando en la prevención de este tipo de comportamientos y prestos a tomar las decisiones que en derecho correspondan”, añadió la Arquidiócesis.
El pasado 3 de abril, ese organismo suspendió provisionalmente a otros 19 sacerdotes católicos de Villavicencio por presunto abuso sexual y se puso a disposición de las autoridades competentes “para colaborar con las investigaciones que tengan lugar en este caso”.
La Arquidiócesis detalló entonces que el 14 de febrero un hombre mayor de edad denunció “hechos contra la moral sexual de parte de algunos sacerdotes”. A finales de abril, el padre Carlos Arturo Yepes fue suspendido cautelarmente del ejercicio sacerdotal por orden de la Congregación para la Doctrina de la Fe de El Vaticano, por denuncias de abuso sexual.
La Arquidiócesis de Medellín abrió en 2018 una investigación formal a Yepes por la denuncia de un hombre de 36 años que aseguró haber sido abusado por el religioso cuando era aún un niño, en 1995.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: