Mientras adelantaban actividades de control y patrullaje en el sector de Conejito del municipio de San Jacinto, miembros del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes del Departamento de Policía Bolívar decidieron abordar a un ciudadano que transitaba por el lugar.
Cuando los uniformados se disponían a practicar la respectiva requisa, el sujeto intentó emprender la huida, empleando para ello un arma de fuego de fabricación artesanal, la cual accionó en contra de la autoridad.
En reacción, uno de los policías utilizó su arma de dotación y en defensa de su vida y la de sus compañeros, disparó contra el sospechoso; hiriéndolo con un impacto de bala en una de sus piernas.
Tras ser reducido por los uniformados, este individuo fue trasladado a un centro asistencial para atención médica, donde los galenos informaron que se encuentra estable y fuera de peligro.
Esta persona fue identificada como José Gregorio Medina Vázquez, mejor conocido con el alias de “Pata Podrida”, quien cumplía desde hace un año medida de aseguramiento domiciliaria, por el delito de tráfico, fabricación y porte ilegal de armas de fuego.
Sin embargo, no es el único antecedente judicial que registra este joven de 22 años de edad. Tiene anotaciones por tráfico fabricación y porte estupefacientes, violencia contra servidor público y lesiones personales.
“Labores de requisa y control que se vienen desarrollando de forma constante por parte de la Institución, permitió la captura de un delincuente que se encontraba cobijado con detención domiciliaria. Alias “Pata Podrida”, como es reconocido este sujeto, caminaba armado por las calles de San Jacinto, representando un peligro para la comunidad, y quien al verse descubierto, disparó contra las patrullas donde uno de nuestros uniformados reaccionó y le produjo una herida por impacto de bala en una pierna, con la que fue posible reducirlo y detenerlo”, dijo el coronel Tahir Rivera Suescun, comandante del Departamento de Policía Bolívar.
Tras su captura, alias “Pata Podrida” fue dejado a disposición de la autoridad competente por los delitos de trafico, fabricación, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones; y fuga de presos.
En las audiencias preliminares, el Juez de Control de Garantías le retiró la detención domiciliaria y lo cobijó con medidas de aseguramiento en centro carcelario, pero debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, se encuentra recluido en la Estación de Policía de El Carmen de Bolívar.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: