Como un punto máximo de su obsesión, el senador de Colombia Hunana, Gustavo Bolívar, al parecer delira por el expresidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, a quien la llegado al punto de perseguirlo hasta el baño de Congreso.
Bolívar en su delirante oposición a Uribe, no pierde la oportunidad de espiarlo. Él mismo lo relató en Twitter como una gran proeza.


#DIARIOLALIBERTAD
Y.A.

Comenta aquí: