La Junta Directiva del Banco de la República, por unanimidad, redujo su tasa de interés en un cuarto de punto porcentual a 2,25%, la tasa nominal más baja desde 1991.
En esta decisión la Junta tomó en consideración que la inflación en junio se ubicó en 2,19%, el promedio de los indicadores de inflación básica en 2,03% y las expectativas de inflación continuaron reduciéndose. Todos los indicadores y las expectativas se sitúan por debajo de la meta del 3%.
Igualmente que la demanda agregada observada es más débil que lo previsto, con mayores excesos de la capacidad productiva y un fuerte deterioro del mercado laboral, en un contexto de gran incertidumbre macroeconómica global.

La Junta también tuvo en cuenta que las condiciones de los mercados financieros han mejorado respecto al comienzo de la crisis y la abundante liquidez de los mercados internacionales y locales se ha reflejado en menores primas de riesgo soberano y menor volatilidad cambiaria.
“En estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía. El impacto de la política monetaria será mayor a medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores”, indicó la Junta del Emisor.
Juan José Echaverría, gerente del Banco de la República, indicó que está amarrado a los pronósticos de crecimiento del PIB. En ese sentido informó que el equipo técnico del Banco cambio su rango de crecimiento del PIB a 12 meses. “Antes tenía un rango entre -2 y -7%, ahora el rango está entre -6 y -10% de caída del PIB en este año, o sea que es un pronóstico más pesimista de lo que preveía”, anotó Echavarría.
Agregó que el pronóstico de inflación ya no está entre 1 y 3% sino entre 1 y 2%, valor medio de 1.5% y el pronóstico de inflación sin alimentos ni regulados tiene el mismo rango, cambia de 1 a 3% a 1 a 2% con un promedio de 1 a 5% y el déficit de cuenta corriente el pronóstico está entre -2 y -5% del PIB. “Esos pronósticos de inflación, de crecimiento son los que llevaron a tomar la decisión de continuar dando un impulso adicional a la economía con la reducción de 25 puntos básicos”, anotó el gerente del Emisor.
Echavarría también sostuvo que el pronóstico de desempleo según el equipo técnico está entre el -7 y -10%. Expresó que el desempleo creció a tasas cercanas al 20% y podría haber sido peor dado que mucha gente se quedó en casa sin buscar empleo. “Estamos pensando y el equipo técnico también que lo peor pasó, que el trimestre segundo del año fue el peor y por eso el equipo técnico tiene pronósticos de desempleo que oscilan entre -7 y -10% menores que el número actual”, manifestó el ejecutivo.
Cabe señalar que el Banco de la República también en su sesión de hoy, decidió que renovará durante agosto los vencimientos de los contratos a futuro de venta de dólares con cumplimiento financiero, mediante el mecanismo de subasta en los días de los vencimientos.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: