En video | Los niños de la charca


Sumidos en un ambiente de pobreza por la falta de recursos básicos para su supervivencia se despiertan todos los días los niños y habitantes del corregimiento de Tasajera, Magdalena.
El paso del tiempo este pequeño albergue ha estado bañado más por las necesidades que por las promesas de cambio que sobre ellos muchos políticos de turno han elevado en con el andar de los años.
La carencia del agua para el consumo humano, saneamiento básico, así como la falta de viviendas dignas, hacen de Tasajera un sitio abandonado a merced de las necesidades, que se desnudan día a día ante las altas temperaturas y el rebusque de los adultos por el pan diario.
Tener una familia, los obliga, sin duda, a recurrir a todo tipo de actividades, entre ellas la pesca, el mototaxismo y la venta informal, que hoy se eleva en el corregimiento de Pueblo Viejo a más del 80%.
Precisamente, en el afán diario por sobrevivir en medio de la pandemia, ha obligado a muchos a ver ahora la Troncal del Caribe, en la Vía Barranquilla-Santa Marta, como un lugar para conseguir algo.
Quizá fue ese mismo afán y necesidad la que propició la tragedia que se registró la semana anterior y que hasta el momento deja 37 personas muertas al estallar un camión cisterna cargado con combustible.
Estas son algunas de las imágenes de la desgarradora situación que viven en su diario vivir los habitantes de este corregimiento.
#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: