Los seis militares que permanecían retenidos por parte de la comunidad en El Catatumbo, fueron entregados ante una comisión de la Defensoría del Pueblo, la Iglesia Católica, la Personería y la Alcaldía de Teorama.
Los soldados fueron sorprendidos por la comunidad en el lugar en el que fue asesinado un joven campesino.
La situación se registró luego que se denunciara que los soldados estarían implicados en la muerte de un joven en el sector de Filo Guamo en el Catatumbo, en medio de confusos hechos que son materia de investigación.
Los militares fueron rodeados por decenas de campesinos en la región quienes los retuvieron por más de 24 horas.
Luego, fueron entregados a la comisión humanitaria y se dirigieron a una unidad militar para revisar su estado de salud y su situación judicial.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: