En la tarde de este domingo, en el barrio Lucero de Barranquilla, fue asesinado en la entrada del cementerio Calancala, Luis Carlos Ramírez De Aguas, de 44 años, cuando asistía a un sepelio.

Según el reporte preliminar de las autoridades, el hecho ocurrió al rededor de las 3 y media de la tarde, momentos en los que la víctima se separó del sepelio para realizar necesidades fisiológicas y en ese instante fue abordado por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta.

Un de los atacantes, quien sería el parrillero, sacó un arma de fuego e impactó con cuatro disparos a Luis Carlos, dándose a la huida junto con el conductor de la moto.

La víctima presenta un impacto de bala en el antebrazo derecho, uno en el antebrazo izquierdo, uno en la axila izquierda y por último uno en la cabeza, de modo que fue trasladada a la Clínica Murillo donde ingresó sin signos vitales.

 

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

 

Comentarios