Si se encuentra una ballena enredada o encallada, no se haga el Acuamán, mejor pida ayuda a la autoridad más cercana

 
Aunque estos accidentes no son frecuentes en aguas colombianas, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible prendió las alertas ante el madrugón de las yubartas, pues por los cambios en la capa de hielo de la Antártida estos mamíferos están llegando ahora un mes más temprano.
“Queremos hacer un llamado, en principio, a los pescadores artesanales e industriales para que hagan un uso apropiado de las redes de cerco, de arrastre, las agalleras, palangres y las líneas fijas o a la deriva. Estas son las principales causas de enmallamiento de las ballenas jorobadas. Y un enmallamiento para estos cetáceos significan laceraciones, infecciones, ahogamiento o muerte por física imposibilidad de alimentarse”, explicó Andrea Ramírez, directora de Asuntos Marinos, Costeros y Recursos Acuáticos, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.
Sin embargo, agregó, es muy importante que, en caso de encontrarse ante una ballena enmallada o encallada, lo primero que se le ocurra a una persona sea dar aviso a Guardacostas, a la DIMAR, a las corporaciones autónomas regionales, a Parques Nacionales Naturales. Únicos autorizados para llevar a cabo acciones de desenmallamiento de grandes ballenas.
“Liberar a una ballena jorobada de una red de pesca es difícil y peligroso. Generalmente están heridas, intranquilas y no cooperan. No saben que les quieres ayudar. Son hasta 36 toneladas intentando liberarse y para ello se que requiere ayuda de expertos. No de un turista o de un pescador con un cuchillo en la mano y que no tienen idea de dónde o cómo cortar”, enfatizó la directora.
Previendo estas situaciones, el Ministerio de Ambiente avanza en la distribución de la Guía para la atención a varamientos de mamíferos acuáticos en Colombia, un documento pensado para apoyar a las Corporaciones Autónomas Regionales Costeras, a los Institutos de investigación y a los grupos técnicos especializados, en la fundamentación técnica y procedimental para abordar estas situaciones.
Conozca la guia en: https://www.minambiente.gov.co/index.php/asuntos-marinos-y-costeros-y-recursos-acuaticos/conservacion-de-la-biodivesidad-marina-costera-e-insular-y-ecosistemicos/manejo-de-los-recursos-hidrobiologicos-marinos-y-costeros/guia-de-avistamiento-responsable-de-mamiferos-acuaticos-en-colombia
DATOS DE INTERÉS
• El avistamiento de ballenas es una actividad turística que se desarrolla a nivel mundial y en la actualidad genera ingresos por un billón de dólares/año aproximadamente, y atrae a por lo menos nueve millones de observadores en 87 países e involucra aproximadamente 492 comunidades locales alrededor del mundo.
• Colombia hace parte de esos 87 países por su diversidad de especies de mamíferos acuáticos, así como por la configuración geográfica de sus bahías, acantilados y sus condiciones climáticas. Cada año las ballenas recorren 8.500 kilómetros aproximadamente desde la Antártida a las costas del Pacífico colombiano (desde el departamento de Nariño hasta Chocó), lo hacen principalmente para reproducirse y tener a sus crías.
• Debido a este comportamiento, el avistamiento de madres con sus crías o parejas de ballenas en actividad de cortejo o apareamiento se ha convertido en un atractivo turístico, convirtiéndose en uno de los ejes de la economía en la costa Pacífica colombiana.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: