Ante las múltiples quejas que desde hace muchas décadas se han venido presentando contra las entidades Sayco y Acinpro, ahora se une la propuesta del parlamentario Efraín Cepeda, que abre la posibilidad de adelantar en el Senado un debate tendiente a dilucidar el ‘cacareado’ tema de los abusos que ahora en la temporada del coronavirus se han acentuado por parte de las mencionadas entidades.

Esta es una situación que ha generado el inconformismo tanto de artistas como de empresarios debido a las exageradas tarifas que han querido imponer para los eventos virtuales durante la pandemia, época en la que los cantantes, compositores y empresarios, quienes al igual que otra cantidad de actividades acuden a estos medios de la tecnología, que se constituyeron en la ‘tabla’ de salvación para sobrevivir a la situación generada por el aislamiento actual.

Hay que anotar que no es la primera vez que aflora la necesidad de ponerle coto a las abusivas actuaciones de Sayco y Acinpro, por eso hoy como lo hemos planteado en anteriores oportunidades se hace perentorio que el Ministerio del Interior y la Dirección Nacional de Derechos de Autor, procedan con el carácter de urgente una minuciosa inspección a la Sociedad de Autores y Compositores – Sayco, entidad que ya ha sido intervenida en varias ocasiones, ante las repetidas denuncias de los compositores y artistas a través de los medios de comunicación de todo el país.

Sayco es una entidad privada, que canaliza anualmente miles de millones de pesos, es encargada de recaudar y de distribuir los pagos por concepto de derechos de autor, lo cual debería hacerse con la mayor transparencia; sin embargo, desde hace mucho tiempo arrastra una triste fama de corrupción que ya suena como un ‘disco rayado’.
Con mucha frecuencia recibimos en nuestro centro de comunicaciones LA LIBERTAD, la visita de grupos de compositores e intérpretes, cansados de la vulneración de sus derechos por parte de Sayco y Acinpro.

Mientras en Colombia muchos autores, compositores y maestros se dedicaron a componer obras que son orgullo para los colombianos, otros se dedican a conformar verdaderos conciertos no de música, sino para delinquir.

Según lo expresado por los denunciantes, –y nosotros hacemos eco de sus permanentes denuncias– ha pasado el tiempo y nada ha ocurrido con relación a la anunciada intervención por parte del MinInterior y afirman que más bien la situación ha empeorado.
Hay que anotar que la administración de Sayco ha cambiado en varias ocasiones a decenas de funcionarios, quienes han sido despedidos, instaurándose denuncias penales contra varios directivos de esta empresa que tienen que ver con el desconocimiento de sus derechos, a la hora de la liquidación de las regalías.

Los compositores continúan exigiendo la renovación de la junta Directiva de Sayco, ya que de acuerdo a lo manifestado por ellos no se han aclarado las dudas que subsisten en el interior de dicha institución, por lo que siguen exigiendo que se lleve a la práctica la transparencia tantas veces prometida.

Entre tanto, los radiodifusores de todo el país encabezados por Radelco, entidad que agrupa a los de la Costa Atlántica, estarán realizando próximamente una gran asamblea en Barranquilla, con la presencia de todos sus afiliados, con el fin de analizar la grave situación que los afecta con relación a los cobros excesivos por parte de Sayco y Acinpro, por la difusión de las obras musicales, cuyos compositores autorizan a las emisoras en su calidad de titulares de los derechos de autor para difundir su música. Es el caso de RADIO LIBERTAD considerada la pionera en dar a conocer todas las manifestaciones de nuestra música vernácula y a donde diariamente llegan artistas a solicitar el favor que le sean difundidas sus obras musicales que luego Sayco y Acinpro le cobra a las emisoras.
Así mismo, para examinar el tema relacionado con los Paz y Salvo de Sayco y Acinpro que el Ministerio de las TIC, desde muchos años atrás ha venido exigiendo a las estaciones de radio para poder acceder a los trámites ante esa entidad, lo que significa que esa dependencia oficial tendrá que examinar la posibilidad de exonerar a las radiodifusoras de esa obligación de pagarle a Sayco y Acinpro por el hecho de dar a conocer nuestra música.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios