* Las ayudas médicas fueron entregadas al centro asistencial por parte del Gobierno Nacional, las autoridades departamentales y el sector privado.

* También se instaló una carpa de 300 metros cuadrados donde se ubicarían 24 camas de aislamiento, gracias a la donación de las Fuerzas Militares.

La capacidad instalada del Hospital San Andrés de Tumaco, bajo la intervención de la Superintendencia Nacional de Salud, se fortalece tras la donación de 9 ventiladores para la Unidad de Cuidados Intensivos asignados por el Gobierno Nacional, 5 de la Gobernación de Nariño, y otros 4, del Centro Democrático, 3 de estos últimos para el servicio de transporte ambulatorio.

El valioso aporte fue entregado al centro asistencial en una visita de trabajo donde participaron la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez y el Superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, quien destacó los avances del equipo interventor del hospital para fortalecer la atención de los habitantes de la costa pacífica nariñense, en medio de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

“Aquí en Tumaco intervenimos el hospital regional San Andrés ESE de Tumaco cuando vimos que estaba a punto de colapsar hace un par de años y lo hemos sacado adelante. Gracias a nuestra gestión en la Superintendencia y de la intervención de nuestro agente especial en el hospital, en los últimos días se ha logrado una mejor dotación de camas y equipos para atender a los pacientes”, expresó Aristizábal.

El alto funcionario mencionó además que el hospital cuenta con planta de gases y los medicamentos e insumos necesarios para operar, algo que no ocurría antes.

“También se tiene la nómina al día y hemos estado negociando con los aseguradores para que este hospital tenga un futuro claro y conciso para todos los habitantes de Tumaco”, dijo el Supersalud.

Por su parte, el agente especial interventor, Pedro Espitia Mancipe, indicó que con recursos propios y donaciones se adecuaron 42 camas de aislamiento.

Igualmente, agradeció las donaciones realizadas por la Gobernación de Nariño, la Administración Municipal, las Fuerzas Militares y el sector privado.

Además, Espitia Mancipe resaltó que el Ministerio de Salud asignó recursos por valor de $569 millones para el pago de obligaciones del talento humano de la operación corriente.

Por último, el agente interventor indicó que, para la atención de la pandemia se realizó la contratación de personal para la atención de la emergencia (médicos
internistas, terapista respiratorio, tecnólogo de rayos X, médicos para él área de urgencias, conductor).

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Comentarios