El 2020, sin duda alguna, nos ha sorprendido desde el comienzo, no sólo por llegada del Covid-19 y las miles de muertes que ha traído consigo, sino con diferentes sucesos políticos, económicos y sociales que han desencadenado la furia de todos. Hace unos días pasó una situación que ha causado indignación y repudio en la comunidad internacional por el lamentable asesinato de George Floyd, un hombre de tez oscura de 46 años. La muerte injusta de este norteamericano estuvo a manos de un policía en la ciudad de Minneapolis.

Según la declaración de los policías, Floyd se resistía a la detención, pero el vídeo de las cámaras de seguridad de una tienda y el cual se hizo viral, mostró que no era así. El policía que pisaba el cuello de Floyd parecía un oficial tranquilo, con derecho de acabar con su vida y sin piedad. Violentar contra la vida del prójimo, de por sí ya es un delito, ahora abusar del poder para acabar con alguien por ser negro, va en contra de cualquier ley, esto un aspecto que deja cada vez más por el suelo la imagen de las autoridades en el mundo, y siempre ha existido, solo que con el avance de la tecnología, se cuentan con herramientas como teléfonos celulares, lo que permite que cualquier evento se puede registrar con videos o fotos y compartirlos en tiempo real en redes sociales.

Cabe recordar casos sonados en los últimos años en Estados Unidos para saber el nivel de racismo que aún se da en el mundo tales como:

Rodney King (1991)
El taxista de raza negra fue despojado de su auto y golpeado por macanas en Los Angeles, un incidente que dio la vuelta al mundo, ya que fue documentado. Con fracturas en todo el cuerpo, King logró sobrevivir.

Trayvon Martin (2012)
El 26 de febrero de 2012 en Miami, Florida, Trayvon Martin, un joven afroamericano de 17 años, murió al ser impactado en el pecho con un arma de fuego. George Zimmermanm, agresor de Martin, fue absuelto al argumentar que se había defendido. A partir de la muerte de Martin, se desataron un sinfín de manifestaciones y protestas en la Unión Americana.

Eric Garner (2014)
El 17 de julio del 2014, Eric Garner falleció a causa de la violencia policial en Nueva York. Tras ser asfixiado por un policía, el hombre afroamericano perdió la vida. Y se recuerdan grandes manifestaciones en la Gran Manzana.

Aunque podemos quedarnos cortos, son muchos los casos donde estas personas se han visto afectadas. Por estos días, las protestas por parte de las personas han convertido las calles de la ciudad en una hoguera, donde las llamas claman justicia al gobierno norteamericano. El rechazo de este suceso ha revolucionado a la mayoría de personas que están en contra de este fenómeno que aún sigue vigente dentro de nuestra sociedad y ninguna clase de cátedra ciudadana podrá erradicar de un momento a otro. Hemos tenido que vivir entre las entrañas del odio racial en una sociedad dividida desde hace siglos entre negros y blancos. Donde los negros son apuntados y señalados como otra raza, cuando en realidad todos somos una sola: la raza humana.

Es complejo aceptar que se presenten situaciones de discriminación por el color de piel, y es una problemática que ha recaído sobre niños, jóvenes, adultos y ancianos, a tal punto que han llegado a vulnerarse sus derechos, causando que muchos atenten contra su vida al sentir que “no encajan” y son rechazados con extremado odio por algo tan superficial como su tez.

La discriminación es algo que se aprende, no es un pensamiento con el que se nace, para que un niño crezca con la idea de que las personas de piel oscura no merecen lo mismo que ellos, sus padres han debido inyectarles esa información en su memoria desde pequeños y por lo tanto, desde allí se va construyendo la personalidad de alguien intolerante y repulsivo.

Las redes sociales se han inundado de miles de imágenes y videos que incitan a apoyar la campaña #BlackLivesMatter (en español, las vidas negras importan). Artistas, deportistas, activistas, cantantes, actores, políticos y otros personajes públicos se han sumado a este movimiento el cual busca alzar la voz con respecto al racismo que acecha al mundo. Este según el ex deportista Kareem Abdul-Jabbar “es un virus más mortal que el Covid-19”.

Policías de rodillas
Cabe resaltar que en medio de la situación, los policías de Miami se unieron a manifestantes pacíficos en una oración por George Floyd y de rodillas rindieron tributo en señal de respeto por la memoria del fallecido. Es su forma de demostrar que ellos también están del lado de la ley y que el oficial que cometió el asesinato no los representa como institución.

El caos continúa en Estados Unidos, pues, tras la muerte de George Floyd las protestas han incendiado por completo el país, ocasionando la furia de millones de ciudadanos, entre ellos, el reconocido grupo de ciberactivistas, Anonymous, quien recientemente amenazó al gobierno de Donald Trump con exponer los crímenes y secretos de la Unión Americana si no se hace justicia en el caso de Floyd.

Aunque una gran cantidad de personas se encuentran inmersas en el contexto y desarrollo de lo que es Anonymous, también existe una gran parte de la población no sólo en Estados Unidos, sino, a nivel mundial, que se cuestiona quiénes son estas personas y si realmente Donald Trump debería temer ante las ya mencionadas amenazas.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios