Según el último censo realizado por la Defensa Civil, serian unas 920 las familias que resultaron afectadas por el vendaval del pasado martes 26 de mayo en la tarde cuando el municipio de Manatí, sur del Atlántico, sufrieron daños que van desde el tejado en algunas viviendas y otras que quedaron en pérdida total.

Acorde a lo que manifiesta la subsecretaria de Gestión del Riesgo del Atlántico, Candelaria Hernández, ya se hizo una solicitud al Gobierno Nacional para que brinde ayudas.

“La gobernadora hizo la solicitud al Gobierno para que nos apoyen teniendo en cuenta que son una gran cantidad de ayudas que se requieren para cubrir esas necesidades”, señaló la funcionaria.

Hernández aseguró que la administración departamental está brindándole el respaldo diario a estas familias, en especial a las 50 que fueron trasladadas a los colegios momentáneamente ya que tuvieron pérdidas totales.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios