El arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas, advirtió que no permitirá que tumben la Iglesia de Villa Campestre para dar paso a la Circunvalar de la Prosperidad .

“Si la tumban será con nosotros adentro. Nuestra iglesia no es una venta de chicarrones”, manifestó el Religioso.

El arzobispo, advirtió que «la Concesión Costera no puede decir ahora que somos ilegales porque la Iglesia cuenta con las licencias de construcción de los años 2011, 2013, 2015 y 2016.

“Ellos dicen que los planos de la vía estaban aprobados, entonces ¿por qué nos aprobaron la licencia para la construcción de la Parroquia de Villa Campestre? ”, se preguntó monseñor Pablo Emiro Salas.

Consideró que la Concesión Costera es abusiva y quiere llevar el caso con atropellos pero se mostró de acuerdo en una negociación seria para la reubicación de la Iglesia de Villa Campestre.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios