La economía del mundo se ha visto afectada por la pandemia de Covid-19, donde muchas empresas han tenido que recortar personal, suspender contratos, enviar de vacaciones a sus empleados, e incluso declararse en banca rota para poder salvar las organizaciones y sostenerse en medio de la crisis.

Debido a las inclemencias de una pandemia sin precedentes, las empresas y emprendedores han tenido que modificar la operabilidad de sus negocios, como una especie de metamorfosis aplicando medidas de digitalización y virtualidad de los empleos, normas seguridad sanitarias, además de la transformación de los espacios de trabajo.

El gran reto de los empresarios en medio de la crisis es poder alinearse a nuevos estilos de vida, que de una u otra forma hace que las empresas deban cambiar sus modus operandi para poder seguir vigentes en el mercado.

Por lo anterior, las organizaciones deben realizar un análisis de mercado centrados en las nuevas condiciones que ofrece un nuevo mundo que se encuentra aislado y con el que se puede interactuar para encontrar la forma de seguir vigentes a pesar de la crisis.

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Comentarios