Este lunes la Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco, puso oficialmente en funcionamiento la plataforma digital MICC (Mecanismo de Información para el Control de Cannabis), herramienta tecnológica diseñada con el fin apoyar la labor de los componentes administrativo y operativo de control del cannabis para uso médico y científico en el país.

“Este es un sistema que nos permite canalizar todos los trámites de licenciamiento, desde la radicación hasta la expedición, y efectuar luego el control y seguimiento a las obligaciones y transacciones de los licenciatarios”, aseguró la alta funcionaria.

La titular de la cartera de Justicia destacó que el compromiso de su cartera con la industria del cannabis medicinal y científico ha sido contundente. “Cuando asumí el cargo, en junio del año pasado, se habían concedido 238 licencias, y para diciembre de 2019 la cifra había ascendido a 632. Es decir, en solo seis meses logramos otorgar 394, lo que representa el 62% del total de solicitudes radicadas a la época”, recordó la Ministra, quien añadió que simultáneamente se inició el proceso para desarrollar el MICC.

“Hoy entregamos al país esta plataforma. Era una tarea pendiente desde 2017. A la fecha el Ministerio ha expedido 742 licencias y realizado 158 modificaciones a las mismas, además de expedir 235 actos administrativos de archivo, desistimientos y negaciones”, explicó.

La alta funcionaria aseguró que la industria del cannabis medicinal y científico sigue tomando impulso y está en constante mejora. “Hace un mes autorizamos la primera exportación comercial de 100.000 semillas de cannabis con destino a Denver (Colorado, Estados Unidos) y hace apenas unos días autorizamos otra exportación de nueve millones de semillas más al mismo destino”, señaló.

La Ministra también confirmó que ya se otorgó una licencia a la comunidad indígena Misak, que tiene asiento en el Cauca, algo que calificó como “un hecho esperanzador para ese departamento”.

En cuanto al Decreto 613 de 2017 (que reglamenta la evaluación, seguimiento y control del uso de las semillas para la siembra del cannabis y sus derivados para fines médicos y científicos), la Ministra destacó que se avanza en su modificación con el fin de consolidar no solo mecanismos de control y fiscalización cada vez más eficientes, sino también, de alcanzar un mejor desarrollo de la investigación científica.

Y respecto a los beneficios para la industria, indicó que no serán fiscalizadas aquellas sustancias derivadas del cannabis con menos de 0,2% de THC o tetrahidrocannabinol (principal elemento psicoactivo de la planta), y que se crearán cupos excepcionales para permitir un mejor aprovechamiento.

La titular de la cartera de Justicia afirmó que el MICC se ha concebido como una plataforma transversal a todas las instituciones con competencia en el sector, de tal manera que en el corto plazo pueda servir como una interfaz interoperable que permita la articulación con el INVIMA, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Fondo Nacional de Estupefacientes y el ICA.

“Reitero que la industria del cannabis medicinal y científico en Colombia va por buen camino. Estoy convencida de que este sector será fundamental en el proceso de reconstrucción económica al que se verá abocado el país como consecuencia de la pandemia del COVID 19. Y será un desarrollo que se llevará a cabo en el marco de los tres pilares que nos ha fijado el Presidente de la República: legalidad, equidad y emprendimiento”, puntualizó.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios