Luego de ser un brillante profesional de la noche a la mañana la vida lo volvió un hombre de calle y en condiciones críticas

 

El mundo da muchas vueltas y nos muestra cosas increíbles de la vida cotidiana que a veces es difícil no sorprenderse por la magnitud del impacto emocional y sicológico que provocan.

El caso está ocurriendo en la ciudad de Santa Marta, donde un docente español, nacido en Madrid, España, de 44 años de edad, de nombre Francisco José de la Hoz Rodríguez, pasó de dictar clases de ‘introducción al Derecho’ a recorrer las calles de la ciudad y dormir en ellas. La comunidad estudiantil pide ayuda para él.

Su nombre empezó a leerse con mucha frecuencia en redes sociales y su historia trascendió, pues muchas personas que dicen conocerlo o que lo han visto piden ayuda urgente para él. Es autor de dos libros, Justicia universal (2016) y Dudas razonables (2016).

“Francisco José de la Hoz Rodríguez fue mi profesor de derecho en la Unimag. Hoy día se encuentra deambulando por las calles de Santa Marta y necesita ayuda, por favor compartir para que conozcan su caso y puedan hacer por él”, escribió Andrea Alcocer en su cuenta de Twitter.

”Francisco José De la Hoz Rodríguez, fue mi profesor de derecho en la Unimag, hoy día se encuentra deambulando por las calles de Santa Marta y necesita ayuda, por favor compartir para que conozcan su caso y se pueda hacer algo por él”.

La joven también asegura que es falsa la teoría de que De la Hoz tiene problemas con drogas y, asegura, que su problema es psicológico, y que por la gravedad de su situación, quiere regresar a España.

El cambio Francisco de la Hoz fue extremo, pues se trataba de una persona que de repente empezó no solo a llevar la ropa de manera desarreglada sino también a tener cambios en su comportamiento.

María Isabel Peralta, estudiante de Derecho en la Universidad Sergio Arboleda, dialogó con Semana.com, y asegura que, aunque no fue cercana a De la Hoz, sí lo conoció en algunas visitas que ella realizó a la Universidad del Magdalena. Según Peralta, De la Hoz estuvo trabajando en la Universidad del Magdalena hasta el segundo semestre de 2018.

El profesor era conocido en la ciudad y en el gremio académico, “es una excelente persona. No sabemos qué pasó con él, cuál fue la razón por la que dejó de trabajar en esa universidad. La apariencia física de él se fue deteriorando con el tiempo y también su estado emocional, no estaba tan bien. En la universidad empezó a tener problemas, muchas veces tenía discusiones con los vigilantes”, Peralta asegura que en una ocasión presenció una discusión entre el profesor De la Hoz y un vigilante, pues se le estaba negando el acceso al campus.

Varios amigos cercanos tuvieron la oportunidad de verlo para asegurarse cómo se encontraba, sin embargo, dicen que Francisco de la Hoz es un paciente psiquiátrico con el que es difícil entablar una conversación, y que cuando tratan de hablarle solo exige “cigarrillos, agua y que lo dejen en paz”.

Por esa razón es que los jóvenes que han emprendido la misión de encontrar ayuda para el profesor, tienen como objetivo ser escuchados por los entes gubernamentales con el fin de lograr que sea internado en una clínica psiquiátrica y poder mejorar su salud mental.

Aseguran que no es suficiente que se le brinde comida y aseo, pues termina enojándose y yéndose tal y como sucedió este domingo en la mañana luego de que funcionarios de la Gobernación, al ver las denuncias en redes, lo llevaran a un albergue.

El brillante ex profesor De la Hoz ahora se encuentra en un estado constante de agresividad, camina por las calles de Santa Marta con dos palos en la mano y no quiere escuchar a nadie.

Aún no se conoce ningún pronunciamiento por parte de la Universidad del Magdalena.

Familia en España
Hasta el momento es muy poco lo que se sabe de la familia De la Hoz en España, algunas versiones aseguran que Francisco solo tiene dos hermanas con las que no tiene contacto desde hace mucho pues la relación se habría quebrantado luego de que su madre falleciera y se diera un lío por compra y venta de bienes.

Varias personas residentes en la península ibérica y que dicen conocerlo, aseguran que ha sido difícil ponerse en contacto con las hermanas de Francisco, es el caso de M.B , quien en una de las publicaciones de Facebook aseguró que era su vecina de donde él vivía en Madrid. “No tiene padres y sí dos hermanas que no se hablan desde hace muchos años. No existe ningún tipo de relación entre ellos”, asegura, resaltando que tanto ella como su marido se quedaron impactados al ver la noticia en los medios colombianos.

“De Francisco no sé mucho, salvo que era vecino de mi casa y nos saludábamos en el portal para pasar a más tarde tomar algo con él en alguna terraza del barrio. Él vivía con su madre que hace año y medio falleció y él se quedó sin vivienda y decidió ir para Colombia” y continúa su relato, “me dicen que sufre de un trastorno mental pero que está medicado para ello”.

Esta es la foto más reciente que se conoce del profesor De La Hoz, fue publicada por Luis Francisco Martínez Tejeda durante el fin de semana en su cuenta de Facebook.
Asegura que “me enteré de lo que le está ocurriendo a Francisco y tengo el estómago encogido desde entonces. Ayer conseguí el teléfono de una hermana y después de que leyó en las condiciones que está su hermano no solo no contestó, sino que nos bloqueó”, afirma la señora M.B.

Así mismo, algunas de las personas que han replicado la situación en la que se encuentra el profesor De la Hoz, dicen que han tratado de comunicarse con esas dos hermanas desde hace tiempos, sin embargo, esos mensajes siguen sin respuestas.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios