*Los presuntos homicidas fueron capturados.

Fotos: Alba Fontalvo

El sábado a las 8:15 p.m. se registró un acto delincuencial que tiene al municipio de Sabanalarga triste y consternado.

Dos hombres a bordo de una motocicleta marca Bóxer, color negro, de placas GVW 30F, llegaron hasta la vivienda ubicada en la calle 27F # 13A barrio Las Mercedes, del municipio de Sabanalarga. El parrillero en cuestión de segundos desenfundó un arma de fuego y comenzó a disparar contra el inmueble.

En la sala, sentada en un sofá, estaba Mariana Margarita Arrieta Huguez, una inocente niña de 5 años, y fue alcanzada por uno de los proyectiles a la altura del emitorax anterior izquierdo.

La pequeña falleció cuando recibía atención médica en el Hospital de Sabanalarga.
En una rápida reacción de la Policía del Atlántico, los presuntos homicidas de la niña fueron capturados en el barrio Santa Rosa.

Fueron identificados como Jesús José Martínez Sarmiento, de quien las autoridades informaron que tiene antecedente por hurto y salió hace 9 meses de la cárcel luego de pagar condena de 7 años por el mismo delito, y Juan Gabriel Plata Montes.

A los supuestos homicidas los uniformados les hallaron en su poder dos armas de fuego: un revólver marca Colt calibre 38 y otra de tipo artesanal tipo trabuco.

La Policía Atlántico destinó a un grupo de investigadores de la Seccional de Investigación Criminal Sijin, quienes se desplazaron hacia el lugar de los hechos, para realizar la recolección material probatorio y evidencia física que permita esclarecer este crimen.

Un familiar a las afueras de Medicina Legal.

La puerta estaba cerrada

Esta mañana a las afueras de Medicina Legal estaba Manuel de Jesús Arrieta Sarmiento, padre de la pequeña Mariana, y entregó su testimonio al diario LA LIBERTAD sobre lo sucedido.

“La puerta del apartamento estaba cerrada y yo me encontraba en la sala. Mi hija estaba sentada en un sofá con un hermano de 12 años. Todos estábamos distraídos, cuando de un momento a otro escuché los disparos. Al comienzo no entendía muy bien lo que pasaba pero a los pocos segundos caí en cuenta que eran balazos, que habían traspasado la puerta. Primero escuché tres y después dos más. Cuando reaccioné vi a la niña herida. Estaba muy mal. La llevamos rápidamente al hospital pero se murió”, relató el papá de la niña.

“Dispararon a la loca”

Arrieta Sarmiento agregó que el que disparó ni siquiera se bajó de la moto. “Dispararon a la loca”, señaló, agregando que habían matado a un ser inocente. “Si querían matarme a mí, debieron dispararme directamente y no como lo hicieron. Contra mi familia”, expresó afligido el padre de la menor asesinada.

Son vecinos del barrio

Manuel Arrieta agregó que los homicidas son vecinos del barrio. “Con la pandemia y la cuarentena me he dedicado a alquilar lavadoras. Uno de esos tipos iba con frecuencia a la casa a alquilar uno de esos electrodomésticos. Conocía muy bien a la niña porque ella siempre estaba en la casa. No entiendo cómo pudieron ser capaces de hacerme todo esto”, expresó el familiar de la menor, quien les indicó a las autoridades que el sábado en la mañana había estado conversando con los presuntos asesinos. “Uno de ellos me brindó una cerveza y se las acepté, pero de ahí no pasó más nada”, puntualizó el familiar de la niña.
Mariana Margarita, el pasado 8 de marzo había cumplido los cinco años, dejó siete hermanos.

JR

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios