El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, dio a conocer que se firmó un memorando de intención con la empresa internacional Power China para sacar adelante el proyecto del puerto de aguas profundas, más conocido como el superpuerto.

Power China es una compañía estatal y una de las más grandes empresas de infraestructura del continente asiático desempeñándose en áreas como planificación, diseño y contratación de proyectos; carreteras, ferrocarriles e infraestructura de ciudad. Recientemente pujó para quedarse con la construcción del metro de Bogotá.

Rodney Castro, gerente de la Sociedad Portuaria Bocas de Ceniza, SPBC, impulsora del proyecto, precisó que además de la firma china, también están incluidos otros actores del orden nacional y local que propende por la estructuración de este proyecto para que pueda consolidarse en una menor escala inicialmente.

“La estructuración del proyecto como se está planteando no es sólo con esa firma china, hay otros actores y no se descarta que entren otros más de orden internacional, pues lo que se está tratando es de establecer el rompecabezas completo con las personas que en serio están interesadas en el desarrollo del superpuerto”, expresó Castro.

Anotó que la firma del memorando de entendimiento con la empresa china le abre paso a la consolidación de una ruta de trabajo que pueda permitir la firma de una oferta vinculante que es lo que define un contrato de transacción en donde se liberan los recursos que se necesitan para comenzar el proyecto en menor escala, sin dejar a un lado la visión del proyecto en su totalidad

El gerente de la SPBC, expresó que los actuales accionistas del proyecto se mantienen con su decisión inalterable de poder avanzar y entregar este gran regalo a la ciudad de Barranquilla. Estos accionistas son las familias Del Dago, Daes y Mattos. Por acuerdos de confidencialidad no mencionó los nombres de otras empresas interesadas en el superpuerto que podrían entrar dentro de todo el trámite que se está desarrollando en las mesas de trabajo que adelantan.

Destacó la intención del alcalde Pumarejo en sacar adelante esta obra, como parte de un compromiso que adquirió cuando era candidato a la Alcaldía. Explicó que se cambiará la fisionomía del proyecto para que sea de economía mixta con participación pública.
“Creemos que el alcalde Pumarejo está obrando en consecuencia y por eso ha establecido un equipo del más alto nivel que está trabajando con nosotros en unas mesas de trabajo donde participan varios actores y se prevé que entren los representantes del Ministerio de Transporte y otros actores que están interesados en entrar con una cuota parte del proyecto. Vamos avanzando en esto, desde la empresa hemos tratado de ser muy prudente y de no dar mucha información porque entendemos que ya bastante la ciudad de Barranquilla se ha esperanzado en el desarrollo de este proyecto y muchas iniciativas han resultados fallidas”, comentó Castro.

Menor escala

El gerente de la Sociedad Portuaria Bocas de Cenizas, manifestó que con el Gobierno Nacional tienen el compromiso de desarrollar un proyecto de 870 millones de dólares. Sin embargo dentro de lo que se está revisando y de acuerdo a al apetito que tengan los inversionistas que vienen, se está revisando que se puede arrancar con un proyecto de menor escala que puede estar rondando los 300 millones de dólares, con el objetivo de comenzar a mover carga y que el proyecto se vuelva sostenible.

Recordó que el puerto de aguas profundas será multipropósito pero dependiendo del interés de los inversionistas se determinará con qué carga se arrancará, líquidos, contenedores o general.

Se prevé que este puerto que tendrá la doble condición de fluvial y marítimo generará cerca de 2000 empleos directos e indirectos y permitiría, por lo menos acá en Barranquilla, superar las dificultades que se tienen en materia de calado porque según Rodney Castro, está contemplado para 20 metros de profundidad.

El ejecutivo reconoce que han tenido muchas dificultades para la materialización de este proyecto pero tienen confianza en que pronto podrán dar a conocer avances significativos con los inversionistas. Dijo Castro que en el transcurso de todo este proceso se han gastado 20 millones de dólares.

El director de Asoportuaria, Lucas Ariza sostuvo que el proyecto sería bien recibido por el sector, sin embargo, hizo un llamado para no se abandonen a las terminales fluviales hoy existentes.

“Lo importante es que por parte del gobierno local y nacional se sigan apoyando a las empresas que hoy existen que son las que están generando empleo, están moviendo la carga y la economía de la ciudad; Mucho se dice que el superpuerto sería la salvación y la evidencia que tenemos es que los superpuertos y puertos al interior del río pueden coexistir”, indicó Ariza.

JR

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios