Más de 100 uniformados de la Policía Nacional, fueron dispuestos para atender a más de 50 familias de municipio de Manatí, que resultaron afectadas a causa de un vendaval que sacudió a esa población, el pasado 26 de mayo.

Debido a la emergencia, el municipio quedó sin servicios de electricidad y agua, a causa de los daños causados a la infraestructura por el vendaval.

La Dirección de la Policía Nacional envió a esta municipalidad, el grupo especial PONALSAR, el cual está preparado para atender este tipo de emergencias.

Esta unidad policial, trasladó a la zona afectada un carro tanque para contribuir a suplir las necesidades de agua potable, alternado con vehículos institucionales para que los damnificados pudieran rescatar los enceres que lograron salvarse.

Además, se instalaron 15 albergues en dos Instituciones educativas, para ubicar a las familias más afectadas.

Estas acciones se trabajan de manera articulada con el Ejército Nacional, Defensa Civil, Gobernación del Atlántico y Administración Municipal.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios