Contrario a lo esperado, en el momento en que aumentan los contagios diarios por
Covid-19 y se hace un levantamiento gradual de la cuarentena, uno de cuyos
objetivos es ganar tiempo para avanzar en la capacidad de respuesta del sistema
de salud para atender un esperado volumen creciente de enfermos hospitalizados,
se presentan despidos masivos de personal de la salud y cierre de servicios
hospitalarios fundamentales para la población.
La Asociación Médica Sindical de Antioquia ha informado que en el Hospital San
Vicente Fundación, en Medellín, a la fecha han sido despedidos cerca de 20
médicos y enfermeras, argumentando que la situación financiera, que ya venía mal
desde antes, se ha agravado por la cuarentena durante la pandemia, por lo que las
directivas del hospital decidieron terminar sus contratos de trabajo.


Entre las personas despedidas, dice la Asociación, se encuentran destacados
médicos generales, especialistas endocrinólogos, reumatólogos, cirujanos
vasculares y enfermeras especializadas, todas con un promedio de 15 a 18 años
de antigüedad. Además, a muchos trabajadores les rebajaron las horas
contratadas y prescindieron de los turnos.
De otro lado, en la Clínica VIP de Bogotá se ha anunciado el cierre de los servicios
de urgencias y hospitalización pediátricas y el despido de 14 pediatras,
argumentando su baja rentabilidad en el contexto de la pandemia Covid-19. En
este servicio pediátrico se atendieron en el último año 7068 urgencias de niños y
niñas de la capital, pero todo parece indicar que el plan es convertir a esta IPS en
un centro hospitalario Covid-19.
La Federación Médica Colombiana expresa su preocupación por casos como
estos, que evidencian el desmantelamiento selectivo del sistema de salud que
cubre a personas de protección especial como la población infantil, con lo cual se
vulnera su derecho fundamental a la salud y que, dado el levantamiento gradual de
la cuarentena, va a requerir más de estos servicios.
Carrera 7ª No. 82 – 66 Oficinas 218 – 219 – Teléfonos: 805 0073
E-mail: [email protected] – Bogotá, D.C. – Colombia

Inicio


Como médicos, desde la FEDERACION MEDICA COLOMBIANA reiteramos: no
puede ser el principio de rentabilidad financiera el que regente al sistema de salud
y al manejo de la pandemia. No son admisibles, bajo ningún punto de vista, los
despidos arbitrarios de personal de salud altamente calificado, que necesita la
sociedad para ayudar a recuperar la salud y para salvar vidas humanas, no solo en
razón del contagio del Covid-19, sino en atención de la morbilidad general que aún
continúa afectando a la población colombiana.
Hacemos un llamado al Señor Presidente de la República, al Ministro de Salud, al
Ministro del Trabajo y a los entes de control a que tomen medidas contundentes y
eficaces ante estos hechos que afectan, tanto los derechos fundamentales de los
trabajadores de la salud como de todas las personas que alberga el territorio
nacional, así como la capacidad y calidad de atención del sistema de salud a las
personas enfermas.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios