La combinación de una insuficiente actividad al aire libre con un exceso de uso de dispositivos electrónicos puede predisponer a la aparición de la miopía, sobre todo entre los niños y adolescentes, según alertan expertos de la UPC. La infancia y la adolescencia son etapas donde el sistema visual se encuentra en desarrollo.

Los expertos prevén un incremento preocupante de casos de miopía en tiempos de covid-19. Por esta razón, la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la UPC ha elaborado un decálogo con recomendaciones para hacer un buen uso de las pantallas y prevenir los problemas de salud visual, especialmente entre los más jóvenes.

La miopía afecta ya a 6 de cada 10 jóvenes universitarios en Cataluña, España, como consecuencia de estilos de vida cada vez más sedentarios y de una exposición excesiva a los dispositivos digitales. En tiempos de coronavirus, estos dos factores de riesgo se están agravando y pueden conllevar un aumento grave de los problemas de salud visual, especialmente en los niños y adolescentes, que son más vulnerables, ya que tienen un sistema visual en evolución y menos capacidad para autogestionarse en el uso de las pantallas.

En este contexto, los expertos de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la Universidad Politécnica de Cataluña-BarcelonaTech señalan la importancia de seguir unos hábitos de salud visual adecuados para prevenir los problemas derivados de una exposición excesiva e inadecuada a los dispositivos electrónicos o en condiciones inadecuadas.

Según ha declarado el decano de la FOOT, Joan Gispets, “disponemos de evidencias científicas que demuestran que la aparición de la miopía tiene una relación muy clara con el entorno visual, sobre todo en niños y adolescentes. Las condiciones del confinamiento van en la línea contraria a los hábitos que ayudan a prevenir su aparición. Aunque no podemos disponer de datos, pero es muy probable que el confinamiento tenga un impacto real en la incidencia de la miopía entre nuestros jóvenes”.

Con el objetivo de sensibilizar a la población sobre esta problemática y de ofrecer herramientas de prevención, la FOOT ha elaborado un decálogo con recomendaciones orientadas a para hacer un buen uso de las pantallas y prevenir los problemas de salud visual, adecuar las condiciones de uso y compensar la sobreexposición con actividades físicas o creativas que estimulen la comunicación y la socialización.

Limitar el tiempo de uso
Entre los consejos, se recomienda limitar el tiempo de uso de las pantallas según la edad, con un máximo de 1 hora diaria en infantes en edad preescolar, entre 3 y 4 horas diarias en los niños en edad escolar y un máximo de 6 horas diarias en adolescentes. Los expertos señalan la importancia de la iluminación ambiental e indican que, en el lugar de trabajo, ésta debe ser alta.

También recomiendan que se haga uso, preferentemente, de la luz natural. Asimismo, la iluminación y el contraste de la pantalla deben graduarse al máximo y se ha evitar sentarse de espaldas a la ventana para evitar reflejos en la pantalla.

Distancia y postura
Por otra parte, hay que evitar distancias demasiado cercanas a la pantalla, según los expertos: en el caso de móviles y tabletas, la distancia no debe ser inferior a 30 centímetros y, en el caso de computadoras, lo mínimo deberá ser de 50. Si se quiere mirar películas o series, los expertos recomiendan que se haga en el televisor o en el cine, donde se garantiza que la distancia mínima a la pantalla es de al menos 3 metros.

En cuanto a la postura, los expertos recomiendan mantener los ojos alineados con el borde superior de la pantalla en el ordenador y colocar espalda y rodillas en ángulo recto, con los pies en el suelo. Además, hay que hacer descansos cada 30 minutos: levantarse del puesto de trabajo, caminar por casa y mirar lejos a través de una ventana durante el menos 20 segundos para cambiar el enfoque.

Revisiones oculares periódicas
También se aconseja evitar el uso de los dispositivos digitales justo antes de ir a dormir y aprovechar todo el tiempo posible para hacer actividades al aire libre, preferiblemente cuando hay luz natural.

Finalmente, expertos recuerdan que, en caso de utilizar gafas o lentes de contacto, es importante que la graduación sea la adecuada. Asimismo, es importante hacerse exámenes periódicos con los profesionales de la visión, que valorará nuestro sistema visual y nos ofrecerá los consejos más adecuados.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios