Tras 30 años en la entidad, Amparo Cerón dejará de trabajar a partir del lunes en medio de polémica.

Dos meses después de que le quitaran el proceso madre de la investigación por el pago de sobornos de Odebrecht a congresistas, funcionarios y particulares, la fiscal Amparo Cerón renunció a la entidad.

“Por medio de la presente me permito manifestarle que renuncio irrevocablemente al cargo de Fiscal Delegada ante el Tribunal de Bogotá partir del día 1 de junio de 2020”, dice la carta remitida al fiscal general, Francisco Barbosa.

Barbosa manifestó en su momento que “no puede ser posible” que ante los cambios que buscan obtener resultados concretos “haya resistencia de personas que no le dieron respuestas al país durante tantos años”. Por eso, dijo, le entregó las 35 investigaciones del caso Odebrecht a la Unidad de Fiscales delegados ante la Corte Suprema.

Su dimisión se produce luego de que emitiera dos documentos. Uno de ellos calificando como extraño el hecho de que la hubieran relevado del cargo y otro más, dejando constancias sobre los últimos hallazgos tras su desplazamiento a Brasil en busca de nueva evidencia.

“Aspiro que su decisión no haya sido originada por las actividades ordenadas a los investigadores del caso (…) como lo fueron las citaciones a rendir declaración jurada a los señores expresidentes Andrés Pastrana Arango y Álvaro Uribe Vélez, teniendo en cuenta que son quienes denuncian aportes a la campaña política del expresidente Juan Manuel Santos Calderón”, escribió en la carta en la que protestó por su relevo.

Céron también mencionó en su carta que esta misma semana puso en conocimiento de la Vicefiscal General la decisión de citar a declaración jurada al empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, pues sus empresas aparecen como socias de Ruta del Sol II.

La fiscal Cerón concluyó diciendo que entiende que como consecuencia de quitarle el caso Odebrecht, el fiscal Barbosa pretende su renuncia, “y si esta no se presenta, seguramente seré declarada insubsistente, ratificando un trato que, considerando todo lo expuesto y mi entrega incondicional, a esta institución resultaría inequitativo, asumiendo que definitivamente Colombia no quiere saber la verdad ni llegar a las últimas consecuencias”.

Ref. Tiempo

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios