Una situación crítica se vivió en la estación de servicio de El Cerrejón del municipio de Barrancas, La Guajira,  cuando un surtidor empezó a botar humo y prendió en llamas.

El pánico entre los transeúntes y transportistas que hacían cola para abastecer sus vehículos de combustible no se hizo esperar, quienes al notar el humo y la candela, salieron huyendo despavoridos del lugar.

Los trabajadores tomaron los extintores y entraron a combatir el fuego y en cuestión de minutos pudieron controlar y apagar las llamas a tiempo, evitando que estas se propagaran.

Paradójicamente el municipio de Barrancas tiene cuerpo de bomberos pero está inoperante, toda vez que las dos maquinas extintoras y la camioneta de rescate con que cuenta la estación bomberil, presentan fallas mecánicas severas por falta de mantenimiento y están fuera de servicio desde hace varios años.

Con este emergencia salió a floto la crítica situación de los bomberos en este municipio, conociéndose que los equipos de dotación tales como uniformes, botas, cascos, chaquetones y equipos de respiración automática, también están desgastados, deteriorados y no prestan garantías para la seguridad de los bomberos.

Actualmente el cuerpo de socorro voluntarios de Barrancas no está apto para prestar los servicios de atención de emergencias, como incendios que se presenten en la cabecera municipal, zona rural y pueblos vecinos.

La comunidad hizo llamado a las autoridades municipales para que se hagan los convenios necesarios que permitan conseguir los recursos para arreglar los vehículos que se encuentran paralizados en estado deplorables.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios