En sesión virtual en debate de control político los senadores pertenecientes a la Comisión Quinta, discutieron sobre la difícil situación que vive el sector cultural en Colombia, puntualmente los músicos, ya que según afirman las ayudas brindadas por el Gobierno Nacional no han sido suficientes para enfrentar la crisis de este sector el cual es uno de los más golpeados.

La ministra de Cultura, Carmen Vásquez; los viceministros de Cultura, José Ignacio Argote y Felipe Buitrago; el vicepresidente de Sayco, Rafael Manjarrés; la secretaría de Cultura del Cesar, Karina Rincón; la secretaria de Cultura de La Guajira, Astrid Herrera; el secretario de Cultura de Bolívar, Iván Sanes; la cantante y miembro del sindicato de músicos, Sandra Hernández; el cantautor Ivo Díaz; el acordeonero vallenato, Rolando Ochoa, y el líder cultural, Manuel Castellanos, entre otros fueron los participantes del debate.

Al iniciar la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez, fue enfática en señalar que la reapertura de los sectores industriales debe haber precaución, y que dicho proceso debe hacerse con tranquilidad y siguiendo todos los protocolos de medidas de bioseguridad dictados por el Gobierno. La jefe de la cartera de Cultura señaló que el Consejo Nacional de Cultura es el órgano asesor del Ministerio de Cultura en lo que tiene que ver con la política cultural, y destacó la labor de los secretarios culturales del país, pues han estado trabajando en conjunto con el Ministerio por la corresponsabilidad que existe entre el Gobierno Nacional con los ámbitos departamentales y locales. Destacó que sumado más de 200 mil millones de pesos para el fortalecimiento del presupuesto cultural.

José Ignacio Argote, viceministro de Cultura, dijo que desde esa cartera han trabajo en sus políticas públicas permitiendo la conformación de 10 mil consejos de cultura en el país, lo que ha permitido recepcionar las solicitudes, de los territorios.

Rafael Manjarrés Mendoza, vicepresidente de Sayco, dijo que pertenecen a un sector vulnerable en donde el nivel es desastroso y con esta situación por el Covid-19 la vida normal se ha vuelto insostenible, por lo que instó a la ministra Vásquez para que se encontraran estrategias que permitan equilibrar el gremio, empezando por buscar una nueva modalidad de cobro de derechos de autor y que este cobro sea destinado a brindar un apoyo a los compositores.

Astrid Herrera, secretaria de Cultura de La Guajira, señaló conocer la situación por la que atraviesan los músicos y todo el sector cultural que ha sido golpeado por la crisis del Covid-19. Resaltó que desde las regiones se están haciendo esfuerzos mancomunado para solventar la situación y se ha procurado, con los pocos recursos que se tienen, sacar adelante los apoyos, y expresó “requerimos apoyo, no solo del Ministerio de Cultura, sino del Congreso en general para que haya iniciativas que les permita avanzar a todos los departamentos en el tema cultural”.

Por su parte, la secretaria de Cultura del Departamento del Cesar, Karina Rincón, dijo que que los recursos asignados son muy bajos, no poseen un rubro destinado específicamente para apoyos, ya que el sector cultural vive en su mayoría del día a día, pese a los esfuerzo realizados, como la entrega de mercados, se han visto cortos en los alivios a este sector.

Senadores

Didier Lobo, senador citante del debate de control político, dijo que la música siempre ha sido rentable y sostenible en momento en que el país ha pasado por crisis  manteniéndose y generando empleos y dividendos importantes. Sin embargo, la pandemia hizo que la situación se saliera de las manos, razón por la que es menester tomar acciones para mitigar los efectos en este medio. “La música es la industria de espectáculos que más plata y masas mueve en el país”.

Por su parte, el congresista Jorge Enrique Robledo señaló que el problema lo viven todos los que están vinculados a la música en Colombia y, en buena medida, a quienes están ligados con el arte. Además fue enfático en decir que la realidad es mucho más dura de lo que se ve, puesto que los conciertos, fiestas, discotecas, obras de teatro, entre otros, se cerraron, producto del confinamiento obligatorio, razón por la que es el sector más afectado y muy posiblemente sea el último en tener una reapertura positiva.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios