Nicolás Maduro

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó sobre un nuevo plan de distribución de gasolina en el que se prevé un aumento del precio del combustible a partir del próximo 1 de junio.

“Están surtiéndose más de 1.500 gasolineras del país gracias a Irán y a mucha otra gente”, ha afirmado Maduro, que ha subrayado que Venezuela debe avanzar en el cobro de la gasolina a un precio internacional para evitar que “nos les roben” Colombia y los países del Caribe.

De esta forma, el Gobierno ha fijado la gasolina a un precio subsidiado de 5.000 bolívares por litro. Los vehículos podrán disponer de 120 litros por mes, mientras que las motos tendrán 60 litros.

Además, el subsidio al combustible seguirá siendo del cien por cien para el transporte de pasajeros y de carga durante los próximos 90 días, según ha informado el presidente venezolano.

Maduro incidó que abrirán 200 estaciones de servicio en el país que venderán gasolina a precio internacional con un precio de 0,5 dólares (cerca de 0,45 euros) por litro que se podrán pagar directamente con la divisa. Estas gasolineras estarán administradas por empresarios privados que importan el combustible, según recoge la prensa venezolana.

“Para los primeros 30 días, vamos a utilizar el último número de las placas para echar el combustible, pido la máxima cooperación”, ha indicado el mandatario.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios