El dólar alcanzó ayer un precio promedio de $3.722,82, lo que representó una caída de $20,97 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM).
La divisa abrió la jornada con un precio de $3.720 y su cierre fue de $3.700. El precio mínimo que se registró en la plataforma Set-Fx fue de $3.694,30, mientras que el máximo fue $3.738,90.
Durante la jornada se negoció un monto de US$925,87 millones en 1.370 transacciones.
El dólar se está volviendo loco y sigue cayendo, en especial, porque el apetito por el riesgo se mantiene. Sin embargo, el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China podría evitar que el dólar se vea afectado por completo y así frenar su caída en los próximos meses.
La Asamblea Popular del Partido Comunista en China aprobó la nueva ley de seguridad para Hong Kong sin la participación del legislativo hongkonés.
Tras esta decisión, los inversionistas se enfrentan al riesgo de un mayor conflicto entre Estados Unidos y China, pues la Casa Blanca advirtió que tomaría sanciones. Además, Mike Pompeo, secretario de Estado del país norteamericano, declaró que Estados Unidos ya no podía confirmar la autonomía de Hong Kong respecto a China, lo que supondría el fin de los términos especiales en su relación comercial.
Según un análisis de Oanda, “Las acciones estadounidenses deberían continuar su laboriosa escalada por un muro traicionero de incertidumbre geopolítica, respaldado por un estímulo ilimitado y a medida que los inversores vuelvan a convertirse en acciones de valor. La economía de Estados Unidos continúa beneficiándose del impulso de reapertura, pero una gran parte del repunte de esta semana es una gran rotación hacia la reapertura de las acciones. Si esta recuperación del mercado de valores refleja 2009 o 2000, podríamos ver a muchas personas saltar de nuevo a las acciones más derrotadas”.
En Europa, las acciones subían por cuarta sesión consecutiva y el euro tocaba máximos de dos meses, ya que el reinicio de labores de las empresas y el plan de reactivación económica para la Unión Europea contrarrestaban el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China.
En cuanto al petróleo, los precios del crudo cayeron inicialmente después de que el informe del inventario de petróleo crudo de la EIA mostró una gran acumulación de inventarios.
“El titular vio una construcción de 7.93 millones de barriles, casi coincidiendo con el informe API, pero no se acerca al estimado de consenso de 1.3 millones de barriles. La producción está repuntando y era de esperarse a medida que continúa la reapertura de la economía y que algunos estadounidenses reanudan los viajes aéreos. Cuando considera que 2,1 millones de barriles entraron en el SPR, el total de inventario en todo el país alcanzó un máximo de cuatro semanas a un nivel de poco más de 10 millones”, dice el informe de Oanda.
Agrega que los inventarios de gasolina arrojaron un consumo mayor al esperado, pero las reservas de diésel continúan mostrando construcciones persistentes. La recuperación económica sigue siendo turbia y hasta que la aviación se recupere y los inventarios de destilados bajen, el crudo WTI seguirá limitado.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios