Juan José Echavarría, gerente del Emisor

La Junta Directiva del Banco de la República, por mayoría, redujo su tasa de interés en medio punto porcentual a 2,75%, dando continuidad al impulso contracíclico de la política monetaria.

La decisión contó con la aprobación de 5 miembros de la Junta. Los miembros restantes votaron por reducir la tasa en un cuarto de punto porcentual. Con esta cifra, la tasa de interés en un mínimo histórico pues nunca había estado por debajo de 3%.

La Junta tomó en consideración que en abril la inflación se ubicó en 3,5%, el promedio de los indicadores de inflación básica en 2,9% y las expectativas de inflación continuaron reduciéndose como reflejo de una demanda agregada débil, del deterioro del empleo y de la presencia de excesos de capacidad productiva.

También tuvo en cuenta que las revisiones a la baja del crecimiento local y global sugieren una ampliación sustancial de los excesos de capacidad productiva y mayor deterioro del mercado laboral.

Según el Banco, los indicadores de los mercados financieros se han corregido en las últimas semanas y las condiciones de financiamiento del país han mejorado. Las medidas del Banco de la República han contribuido a estos resultados y se continuarán adoptando con ese propósito.

Considera que en estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía.

El gerente del Emisor, Juan José Echavarría, sostuvo que la decisión de bajar la tasa de interés se basa en el efecto que está teniendo en la economía el coronavirus, pandemia que ha reducido significativamente las expectativas tanto de producción como de desempleo.

La afectación será tan grande que el Banco estima que el desempleo de todo el año se ubicará entre 15 y 17 por ciento.

El gerente del Banco, Juan José Echavarría, explicó que “Esto es el reflejo de las condiciones que está viviendo el país… bajo este panorama se sigue esperando una inflación cercana a 2%, y una desaceleración económica que se vería con una contracción de hasta 7%”, indicó Echavarría.

Agregó que aunque no se descarta la posibilidad de llegar a una deflación, anotó que el concenso de los pronósticos de crecimiento de la economía para Colombia indica un crecimiento negativo en el 2020 y una recuperación en el 2021.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios