Con el objetivo de garantizar buenas prácticas pesqueras en el departamento, la Gobernadora del Atlántico anunció que se llevará a cabo un plan de ordenamiento pesquero para que programas, como el “Plan Pescao” tengan un mayor impacto.

• Con el proceso de ordenamiento se busca beneficiar a más de dos mil pescadores de los municipios del Luruaco, Repelón, Sabanalarga y Manatí, quienes se viven de la extracción de peces en el Embalse del Guájaro.

Repelón, Atlántico. Mayo 29 de 2020. Gobernación del Atlántico. La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, anunció que iniciará un proceso de ordenamiento pesquero y acuífero en el departamento, con el objetivo de ajustar ciertas prácticas que se han venido implementando en el Embalse del Guájaro que atentan contra la seguridad alimentaria de la zona y la sana convivencia entre los pescadores. Es por esto que, en reunión con la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) y los alcaldes de Repelón, Manatí, Luruaco y Sabanalarga, se acordó la implementación de este plan para que programas como, el “Plan Pescao”, puedan tener un mayor impacto.

En el mes de enero, el Embalse del Guájaro y otros tres cuerpos de agua fueron repoblados con más de diez millones de lebranches, lisas y róbalos en una operación denominada “Plan Pescao”, cuyo objetivo fue el de generar seguridad alimentaria a más de 2 mil pescadores. Sin embargo, debido a la implementación de prácticas incorrectas pesqueras, no se han cumplido los tiempos reglamentarios para la extracción de estos animales, lo que ha generado que no hayan crecido lo suficiente para el consumo.

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, aseguró que la jornada de hoy “dimos el primer paso necesario para implementar un ordenamiento pesquero responsable. Se debe procurar que este programa, y los que están por venir, logren tener el impacto esperado y cumplan con el propósito de generar seguridad alimentaria de la llamada eco-subregión”.

El proceso de ordenamiento consistirá en el establecimiento de lineamientos, con el fin de desarrollar la actividad pesquera de manera racional. Además, se busca mantener y conservar los recursos para que la pesca sea un servicio de provisión sostenible, con base en la oferta natural y en atención a las condiciones socioeconómicas de las comunidades que se benefician de la extracción.

“En este proceso todos tenemos que poner de nuestra parte. Todo es mejor cuando trabajamos en equipo y de una manera organizada. En ese sentido, desde la Gobernación, velaremos porque a nuestros pescadores no les falte el alimento y para seguir manteniendo, entre ellos, la sana convivencia”, añadió la mandataria.

Para el plan de ordenamiento se realizará una caracterización de la actividad pesquera y una caracterización socioeconómica, para luego entrar a la fase de diagnóstico, formulación e implementación. Se busca, además, que los pescadores tengan acceso a talleres y capacitaciones para que aumenten sus conocimientos en sus actividades y puedan ser mucho más productivos.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios