La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings destacó las medidas fiscales establecidas por el Gobierno Nacional por medio de los recientes decretos 678 y 683 de 2020, con el objetivo de aliviar la presión sobre las finanzas subnacionales por la contingencia provocada por la propagación del coronavirus.

Para la agencia “dichas acciones son favorables, dada la incertidumbre frente a la duración de la crisis sanitaria y respecto a la velocidad de la reactivación económica nacional”.

Además, opina que ayudan a mitigar las dificultades de liquidez de las entidades subnacionales y de sus descentralizadas en 2020 y 2021.

Sin embargo, también considera que tendrían efectos neutrales en las evaluaciones de los perfiles crediticios de las entidades subnacionales colombianas.

“La contracción económica sin precedentes ha aumentado los desafíos en las finanzas de los gobiernos subnacionales, dado un contexto de mayor demanda social que implica inversión inaplazable, como son los subsidios de servicios públicos, atención a población vulnerable, adecuación de la red hospitalaria, financiación del déficit en los sistemas de transporte, entre otras”, señala la agencia.

En ese mismo contexto, Fitch indica que “la reorientación de rentas de destinación específica que son diferentes a las constitucionales, como mecanismo de financiación de gastos operativos extraordinarios originados por la contingencia, sumada a la posibilidad que tendrían los departamentos y el Distrito de Bogotá de direccionar la sobretasa al ACPM como ingreso de libre destinación, son fórmulas que favorecen a mitigar la presión sobre el balance operativo de las entidades”.

Así mismo, explica que la facultad para usar recursos líquidos que los gobiernos subnacionales conservan en sus cuentas individuales del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet), “atenuarían las caídas esperadas en el balance fiscal de las entidades subnacionales”.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios