Foto: referencia.

Texto: Javier H. Duque A 

Mayo es un mes de celebraciones, de reconocimientos, quizás el mes con más conmemoraciones, como lo son el día de Trabajo, de la Madre, del Maestro, del Psicólogo, del Estudiante, del Veterinario entre muchos. Cada país tiene un calendario de celebraciones de índole social, cultural, familiar, educativo, profesional, histórico, pues es la forma de recordar o resaltar personas o hechos que forman parte de nuestro día a día.
La celebración del día de la Madre es la más especial, en esa fecha damos reconocimiento al ser que nos dio la vida pues gracias a ellas existimos. Nuestras madres tienen muchas cualidades, su capacidad de dar amor, protección, ayuda, dedicación, desprendimiento, amabilidad, generosidad, responsabilidad, entrega. Muchas de estas condiciones humanas o aptitudes de vida son compartidas por los maestros, profesores, educadores, pedagogos y docentes.

Es justo valorar y resaltar la labor de las madres, pero también es oportuno dar un espacio para reconocer a aquellos de quienes hemos recibido aportes en nuestra formación como personas, trabajadores o profesionales, ellos son los maestros, profesores, educadores, pedagogos, docentes. Todos tenemos un recuerdo, una anécdota, una historia, un aprendizaje de vida de sus manos. Representan la vocación de enseñar, guiar, y formar a las personas, para que seamos miembros de una comunidad, de una sociedad; con principios, valores, respeto a los otros con capacidad de generar cambios o mejoras.
Ahora bien maestro, profesor, educador, pedagogo y docente, no son sinónimos, representan aportes diferentes, de alguna manera complementarios, por sus roles, por la manera de dar sus aportes. Es así que el maestro es una persona que necesariamente no tiene una formación académica formal, tiene capacidades, destrezas y conocimientos diversos, enseña a otros un arte, una cualidad, un qué hacer; lo hace de una manera desprevenida, desinteresada. El profesor es una persona con educación formal en una rama o disciplina, tiene la cualidad de poder brindar este conocimiento a otros, sus alumnos, como una vocación, dedicado, generoso, empático, entendiendo al alumno en sus capacidades y limitaciones.

El educador es aquel con una preparación profesional, educa a otros, dentro de un ámbito de enseñanza, sea primaria, secundaria o universitaria, donde orienta en la rama del conocimiento al educando quien tiene la iniciativa de aprender. El pedagogo es un profesional que se ocupa de la educación de manera específica, de la estructuración de métodos y programas educativos, de la formación de los profesores y docentes. El docente es la persona que combina las cualidades del profesor y las guías del pedagogo, creando las condiciones en la enseñanza, para que los alumnos aprendan a pensar, reciban información, con la que puedan entender su entorno y lo puedan transformar.

Vemos pues que hay un gran grupo de personas que como nuestras “madres”, tienen la vocación de guiar, orientar y formar, que también merecen ser reconocidos y valorados por sus aportes, ellos son los docentes, pedagogos, educadores, profesores, maestros. Pero que a todos por su entrega y aportes les podemos decir como un homenaje MAESTROS, todos lo son. Gracias mes de Mayo por permitirnos valorar a estos seres, nuestras MADRES y MAESTROS.

[email protected]

DIARIOLALIBERTAD

Comentarios