El alcalde de Manatí, Evaristo Oliveros, afirmó que más de 600 familias resultaron damnificados por el vendaval que afectó este martes 26 de mayo a la población.

El funcionario dijo que 38 familias serán trasladadas a los colegios de manera provisional porque sus casas resultaron destruidas por los fuertes vientos.

El funcionario resaltó que están trabajando con la Gobernación del Atlántico y el Gobierno Nacional con el fin de agilizar la reconstrucción de los techos y entregar ayudas humanitarias.

A su turno La directora de la Oficina de Gestión de Riesgo de la Gobernación del Atlántico, Candelaria Hernández, afirmó que el vendaval también afectó el techo de la parroquia.

La funcionaria resaltó que la intensidad de los vientos estuvo acompañada de un fuerte aguacero, que causó inundaciones en varios sectores del municipio.

Según Hernández la emergencia se debe a que comenzó la temporada de huracanes en el mar Caribe por lo que ordenaron activar los comités locales de gestión de riesgo.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios