Un hecho inconcebible sucedió en la tarde de ayer domingo en el municipio de Palmar de Varela. A pesar de que existe un toque de queda y ley seca, 40 personas se encontraban bebiendo en el patio de una vivienda del barrio Alfonso López.

Según explicó el alcalde del municipio, Galdino Orozco, la Policía llegó por aviso de unos vecinos que alertaron sobre la parranda.

Policías hicieron presencia en el sitio y pidieron que acabaran con la fiesta porque se encontraban violando varias normas.

“Había una ronda de casi 40 personas ingiriendo alcohol y sin los protocolos de bioseguridad”, dijo el burgomaestre. Los uniformados al ver que hicieron caso omiso, decidieron irse y buscar refuerzos, pero al regresar, las personas se armaron con bates y piedras para atacarlos.

Según se escuchó en un video que circuló en redes sociales, los policías realizaron unos disparos al aire y se ve a las personas ingresando por el portón donde era la fiesta.

“Hay que respetar a la fuerza pública y más que este procedimiento lo hacían por su bien, no puede ser que con esta pandemia se vean estas cosas”, afirmó.

El Alcalde manifestó que no hubo comparendos, debido a que tuvieron que salir corriendo del lugar para no ser agredidos.

#DIARIOLALIBERTAD

dawad

Comentarios