La NASA autorizó el lanzamiento de un cohete Spacex para el próximo miércoles con dos astronautas a bordo, en el primer vuelo tripulado estadounidense desde el 2011 y un paso vital para dar fin a la dependencia de cohetes rusos y de poder realizar dichos viajes.

Altos responsables de la NASA y de la compañía propiedad de Elon Musk se encontraban reunidos desde el jueves en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, para constatar que todo estaba listo y seguro para la misión.

“Finalmente nos pusimos en marcha”, dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine a la prensa en un video de la meticulosa Revisión de de Preparación para el Vuelo, que proporcionó el visto bueno.

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Comentarios